Assassin's Creed III - Secuencia 8

  UN ASUNTO AL MARGEN

  • SINCRONIZACIÓN:
    No empujas ni embistas a nadie.
    Completa un espionaje estático.
    Completa un espionaje móvil.

New York, New York....Por fin pisamos el suelo de esta mítica ciudad, aunque de momento no podremos campar a nuestras anchas. Para empezar, hay que seguir al falsificados que ha irrumpido en escena. Se trata de un tipo muy precavido, por lo que harías bien en ocultarte siempre tras las esquinas y usar los tejados, pues llegará al punto de darse la vuelta y deshacer sus pasos para comprobar que nadie le sigue.

La primera conversación es fácil de escuchar si te subes a la plataforma de madera con barriles que hay en el lado derecho del callejón. La segunda ya tiene más miga. Para que no te descubran mientras hablan y tú escuchas, corre a la pasarela de madera que hay en el lado derecho de la calle antes de que se giren y te descubran. Luego ve saltando a las siguientes vigas y toldos para avanzar sobre ellos. Procura tenerlos casi debajo siempre, de forma que cuando se giren no te vean.

Una vez los embosques, será pan comido acabar con  todos ellos si pones en práctica las habilidades que ya has aprendido en anteriores misiones. Estate atento a los ciudadanos que os rodean pues varios de ellos correrán a pedir refuerzos de las filas inglesas. No dudes en centrarte en ellos en cuanto los localices. El resto puede esperar si lo que quieres es obtener el 100% de sincronización. Finalmente, te tocará correr tras Hickey por toda la ciudad. Será un recorrido en círculos por lo que acabarás por aprenderte los obstáculos más molestos, como los guardias. No puedes cometer casi ningún error o no lo alcanzarás.

---------------------------------------------------------------

LA PRISION DE BRIDEWELL

  • SINCRONIZACIÓN:
    Límite de guardias de prisión muertos 2.
    Llega hasta Hickey en le tiempo asignado: 2:00.

Vaya tela...al final Connor ha dado con sus huesos en la prisión. Espera a que te hagan bajar al patio interior y localiza abajo a Weems, un tipo que parece que puede ayudarte a escapar (lo encontrarás en una mesa).

Claro que su plan supone que te den una paliza lo sufrientemente grande como para que te lleven al foso, donde serás custodiado por el alcaide Fitch. En la pelea, recuerda que no llevas armas, pero que frente a los grandullones es mejor la opción de "desarmar" y luego golpear que el contraataque directo.

Ya en el foso, no dudes un instante y roba la llave a Fitch nada más aparezca y esté de espaldas a ti. Con ella en tu poder, deberás salir al patio y ascender dos plantas hasta la celda de Weems. Espera a que el guardia de la primera planta suba a la segunda y luego corre para subir hasta la segunda. No te preocupes si te ven, llegarás a la celda antes de que puedan dar la alarma.

---------------------------------------------------------------

EJECUCIÓN PÚBLICA

  • SINCRONIZACIÓN:
    Los guardaespaldas de Washington deben sobrevivir.
    Asesina a 2 milicianos enemigos.

Una misión que casi no requiere ningún esfuerzo. Observa como Connor es llevado a la horca y pulsa el botón cuando caigas por la trampilla para que Aquiles te salve. Nada más recuperar el control, sal corriendo de frente como un misil a por Hickey y acaba con él de un par de golpes, antes de que consiga acabar con los guardaespaldas del líder rebelde. Tremendamente sencillo.

---------------------------------------------------------------

Guía y trucos de Assassin's Creed III