Batman Arkham City - La técnica del cazador

Batman no sólo sabe dar puñetazos y patadas a diestro y siniestro. Su habilidad principal es la cautela para coger por sorpresa a sus enemigos. En muchos momentos de la historia tendrás que utilizar el sigilo para evitar el enfrentamiento directo cuando los esbirros portan peligrosas armas de fuego. Para conseguir el mayor sigilo posible aprende las siguientes técnicas:

• En primer lugar busca las zonas elevadas para evitar que tus enemigos te vean. Subido en las gárgolas y pasarelas tendrás la posición perfecta para no ser visto y controlar los movimientos de tus enemigos. Los conductos subterráneos también pueden valer y además te permitirán desplazarte sin ser visto.

• Usa el modo detective y observa a tus enemigos para ver cuantos son, que armas llevan y por donde se mueven.

• Cógelos por la espalda y neutralízalos (Triángulo) cuando no te vean y se encuentren solos. Si consigues colocarte detrás de dos esbirros que estén juntos podrás acabar con los dos de un solo golpe.

• Si el enemigo pasa por encima de la cornisa elevada por la que te encuentras, cuélgate R2 y lánzate a por él cuando pase por debajo.

• Aprovecha sus despistes. Por ejemplo cuando vean un cuerpo caído de un compañero podrás sorprenderles por la espalda.

• Ten en cuenta los obstáculos que te permitirán ocultarte tras ellos y las distintas alturas del escenario.

• Si el esbirro tiene un rehén debes caer de una zona elevada tras él y golpearle. No te enfrentes cara a cara.

• Si te descubren usa bomba de humo y desaparece a las zonas elevadas con el bat-garfio y muévete de una a otra para no ser visto.

• Presta atención a los gadget de tus adversarios. Algunos tienen visión térmica que les permitirá verte aunque estés en zonas elevadas u ocultas. Hay una mejora Wainetech que te permitirá ocultarte de éstos siempre y cuando permanezcas inmóvil. Hazte con ella en cuanto puedas.

Guía y trucos de Batman Arkham City