The Elder Scrolls V Skyrim - El ascenso del dragón

Habla con el Jarl y equípate bien: han avistado un dragón y te piden ayuda. Ve a la atalaya Oeste y cuando lleguen los demás soldados, aparecerá Mirmulnir. El comportamiento de los dragones es impredecible y no hay una única táctica contra ellos. Eso sí, en este caso será fácil, ya que tienes la ayuda de otros soldados, y podrás refugiarte en la atalaya para recuperarte si es necesario. Una vez muerto el dragón, absorbe su alma para poder usar ya el grito Fuerza Implacable.

Vuelve a Cuenca del Dragón para contarle tu hazaña al Jarl y que te nombre Thane de la ciudad. Ahora podrás comprarte una casa en Carrera Blanca y disfrutar de la ayuda de uno de los 24 seguidores gratuitos que te ayudarán en los combates y transportarán tu equipo. Tu hazaña llega a oídos de los Barbas Grises, que te reclaman en su monasterio.

Guía y trucos de The Elder Scrolls V Skyrim