The Elder Scrolls V Skyrim - Estación sin fin

Si no, deberás viajar de nuevo a alto Hrothgar para convencer a Anhgein de que organice una reunión con los líderes de las dos facciones para forzar una tregua.
Te tocará viajar a Soledad y a Ventalia, respectivamente, para hablar con Tulio y Ulfric. Siendo educados no costará mucho convencerlos de que participen, y en cuanto consigamos que uno acepte, el otro lo hará automáticamente en cuanto le digas que su rival ya ha aceptado.

Una vez sentados en la mesa, deberemos acordar las condiciones de la tregua. Te pedirán que tomes algunas decisiones. Puedes apoyar claramente a uno u otro bando, aunque te aconsejamos que te mantengas lo más equilibrado posible para que la negociación llegue a buen puerto rápidamente. Una vez firmada la tregua, Arngein nos enseñará el grito Invocar Dragón.

Vuelve a Cuenca del Dragón, habla con el Jarl y, cuando esté lista la trampa, sal a la explanada que hay subiendo las escaleras a la izquierda del trono. Colócate cerca de la barandilla y grítale a los cielos Invocar Dragón. Pasados unos instantes, el dragón Odahviin acudirá a tu llamada. Atrápale usando el grito Desgarro de Dragones y cuando esté en tierra, guíale hasta el interior de la terraza, accionando la trampa para dragones que lo atrapará.

Habla con él hasta convencerle de que te lleve a Sovngarde. Cuando lo consigas, sube por la escalera para hablar con el guardia y que le libere de la trampa para viajar con él. Eso sí, equípate bien porque ya no podrás volver atrás hasta que hayas completado la batalla final…

Guía y trucos de The Elder Scrolls V Skyrim