The Elder Scrolls V Skyrim - El nido del devorador del mundo

Llegarás volando hasta Skuldafn y allí te enfrentarás contra dos dragones y muchos draugr. Te recomendamos usar como arma la Hoja de Marca de Hjaal o cualquier otra con algún encantamiento que rechace o sea especialmente efectiva contra los no muertos. Así te será mucho más fácil llegar al templo de Skuldafn. En el templo nos aguardan un par de puzzles. En el primero de ellos, colócate en la palanca y observa: hay tres columnas móviles (izquierda, derecha y centro).

En las paredes de los lados hay dos símbolos fijos (serpiente izquierda) y pez derecha). Alinéalos con sus respectivas columnas móviles que hay enfrente de cada de cada una (coloca el símbolo de la serpiente en la izquierda y el del pez en la derecha). Después, coloca en Águila en la columna central y dale a la palanca para abrir la puerta de la derecha y coger el tesoro. Vuelve, y ahora pon la serpiente en la columna central, pulsa la palanca y abre la puerta de la izquierda para seguir avanzando por el templo.

Sigue avanzando, acaba con unas arañas congeladoras y verás otro puzzle parecido. En este caso, coloca Serpiente en la columna central, Pez a la derecha y Águila a la izquierda de las columnas superiores. Pulsa la palanca para bajar el puente y seguir avanzando (ojo, si te equivocas al colocar algún símbolo, activarás una trampa).

Sigue adelante, sube y verás una verja que debes levantar activando una palanca oculta en un recodo, tras matar a un par de draugrs. Avanza con cuidado para evitar una trampa de fuego y enfréntate al Señor de la Criatura Draugr. Cuando acabes con él, regístrale para obtener la Garra de Diamante. Obsérvala en tu inventario y te dará la clave para resolver el siguiente puzzle (Dragón en anillo inferior, Mariposa en intermedio y lobo en el cerco exterior). Avanza y aprende la Palabra de poder Tormenta-Invocar Tormenta.

Sal al exterior y tras derrotar a algunos draugh más tendrás que enfrentarte al poderoso hechicero Nahkriin. Es un combate bastante difícil, ya que te atacará con hechizos lejanos haciendo difícil llegar hasta él para combatir cuerpo a cuerpo. Si invocas criaturas, puede volverlas contra ti y si tardas mucho, puede resucitar a los draugh caídos y hasta algún dragón puede unirse a la batalla. Buena suerte. Al menos, el premio es suculento: la máscara del sacerdote Dragón Nahkriin y su bastón, que deberás colocarlo en el lugar correspondiente para activar el portal y viajar, por fin a Sovngarde.

Guía y trucos de The Elder Scrolls V Skyrim