Final Fantasy VII - Parte 16: El final de la aventura

Habla con todos tus compañeros, acércate a los escalones de piedra y selecciona un nuevo grupo. Luego salta de roca en roca hacia el centro. El camino parece corto, pero entre medias te atacarán varios Dragones y Hombres de Hierro, muy complicados de eliminar. Contra el Dragón, lo mejor es Lanzarle Cometas y Aqualung. Ni te molestes en lanzarle Pena Capital, porque es inmune a ella. En cuanto al Hombre de Hierro, no hay una estrategia definida, pero si te prevenimos contra su espazado, ya que de un solo golpe terminará sin duda con todo el grupo. Atacarle lo más rápido posible es tu mejor estrategia contra él. En el centro te espera, como no podía ser de otra manera, Sefirot, pero antes tendrás que eliminar a la última encarnación de Jenova. Mucha suerte

JEFE 27: ULTIMO ENCUENTRO CON JENOVA

Esta aberración tiene tres puntos principales: el torso y los dos brazos. Ataca a las tres partes a la vez con Todos y utiliza Lento, Cometa3, Aqualung y Trino sobre él, y protégete tu con Regenerar, Prisa y Muro. Si tienes la materia última, utilízala con fruición, al igual que los principales hechizos de invocación. Cuando estés a punto de matarla, un mensaje te informará de que tienes cinco segundos para acabar con ella o lanzará el conjuro última. No hace falta que te expliquemos lo que esto significa, así que ¡dale duro!

Dependiendo de cómo se haya desarrollado la lucha contra Jenova, el juego te pedirá que formes uno, dos o tres grupos distintos de personajes. El juego terminará si durante la lucha con Bizarro-Sefirot pierdes alguno de los grupos. Tendrás que enfrentarte dos veces a Sefirot antes de acabar el juego. ¡Buena suerte!

JEFE 28: SEFIROT

La primera encarnación de Sefirot tiene cinco parte principales: la cabeza, el torso, el núcleo, la parte derecha y la parte izquierda. Si quieres ganar rápidamente esta batalla, utiliza la materia Caballeros de la Mesa Redonda y harás 70.000 puntos de golpe a cada una de sus partes (mira la sección de trucos para ver cómo conseguirla). Si no la tienes, en cuanto aparezca Sefirot, atácale principalmente al torso, que es el objetivo principal. Pero antes debes eliminar su núcleo, porque éste regenera continuamente al torso. Sefirot ataca con muchos tipos de magia, por lo que un buen Muro a tiempo nunca viene mal. El golpe más fuerte de Sefirot es el Angel Caído, que reduce todos los puntos de golpe del grupo a uno. Puedes contrarrestarlo con Regenerar y Curar3.

Sin animo de asustarte, sino más bien de prevenirte, te diremos que cuando Sefirot muta cuenta con tres ataques devastadores: una supernova de 2.200 puntos (a cada personaje), un rayo láser de 3.800 y un latigazo de 5.000 puntos. También puede volar para esquivar ataques, por si faltaba algo. Mantén Muro durante toda la batalla e intenta utilizar ataques que golpeen más de una vez, como Límites, Corte Doble, Cometa. Lo importante es que tomes las decisiones muy rápidamente. Si te ves al límite, utiliza las invocaciones para darte tiempo para pensar. ¡Esto está hecho! Cuando termines te espera una pequeña sorpresa final. Disfruta con ella.

Guía y trucos de Metal Gear Solid HD Collection