Final Fantasy VIII - 25. A la casa de Selphie, el Jardín de Trabia.

Al llegar al jardín, Selphie se dirigirá hacia el interior preocupada por lo que puede haber pasado. Síguela y habla después con ella. Se encuentra al lado de la estatua de la gárgola; al lado encontrarás un punto de extracción con la magia Electro ++. Te dirá que la esperes en la cancha de baloncesto; pero antes ve a la derecha para llegar al cementerio. Allí además de encontrar un punto de extracción con la magia Zombi, encontrarás otro número de la revista Timber Maniacs. Después vuelve a la estatua de la gárgola y ve hacia la derecha. Llegarás a la zona de los dormitorios. Desde allí puedes ir a la izquierda para usar el punto para salvar y hablar con los compañeros de Selphie. Una alumna te dará una pista para que encuentres un tesoro. Eres libre de volver para encontrarlo al sur de la estatua del principio (5 pasos desde allí). A la derecha de los dormitorios encontrarás unas instalaciones rotas por la cida del misil. Cerca de este podrás ver un punto de extracción con la magia Aura. Después avanza hacia la izquierda para llegar a la cancha de baloncesto. Habla con todos y espera a que llegue Selphie. Después, lee la pantalla de tu televisor atentamente que verás de lo que te enteras. Ya sabiendo que todos os conocíais, que érais amigos de la infancia, que la bruja Edea era la que cuidaba de todos siendo niños, creerás que no queda nada más que pueda sorprenderte...., pero sólo espera un poco más.

Por cierto, puedes conseguir la carta de Selphie jugando con su amiga, que encontrarás al sentada en la estatua de la gárgola.

Antes de seguir avanzando te comentaré algunas cosillas que te pueden ser muy útiles para lo que viene a continuación. Para conseguir el último arma de Squall necesitas: una cuchilla, dos Polvo Estelar, un caparazón y ocho tornillos. Puedes conseguir casi todos los objetos convirtiendo cartas en objetos. Con las cartas de Tomberi puedes obtener cuchillas. Con dos cartas de Férreo conseguirás un Polvo Estelar. Y convirtiendo la carta de Acorazado conseguirás un caparazón (también lo conseguirás robando a los Acorazados en la Tumba del Rey sin nombre). O si lo ves muy difícil puedes conseguir la penúltima arma de Squall con los siguientes objetos: un hueso de dinosaurio (venciendo al Arqueosaurio del jardín de Balamb o convirtiendo las cartas de este mismo monstruo), dos colmillos rojos (obtendrás uno convirtiendo tres cartas de los monstruos Seisojos) y doce tornillos (te darán varias toneladas a lo largo del juego, así que no te preocupes)

Para mejorar el arma de Zell y de Quistis necesitarás pieles de dragón. Las conseguirás venciendo a los monstruos Venoma si están en un nivel alto (los encontrarás en el bosque Rosfal, en la región de Timber). También necesitas para Zell un piedra del vigor; consíguela convirtiendo cuatro cartas de Draco.

Para mejorar el arma de Rinoa necesitas: un ala de Cocatoris (pájaros naranjas que encontrarás en los bosques de Timber), una hoja de Unipladio (al vencer a los unipladios en la región de Trabia o convirtiendo sus cartas) y una uña puntiaguda ( al luchar contra los monstruos llamados Langosta o convirtiendo sus cartas).

Después de esta breve charla, dirígete hacia el orfanato del que hablaban en la cancha de baloncesto: el orfanato de Edea (usa el mapa para localizarlo).

Lecturas recomendadas