Final Fantasy XIII - Combate Final - Huérfano

El enemigo final de Final Fantasy XIII sufrirá tres transformaciones durante la batalla. Cada una tiene nuevos ataques que te pondrán las cosas muy difíciles. Echa un vistazo a la estrategia que debes seguir y además conseguirás el trofeo por derrotarle con 5 estrellas.


HUÉRFANO

Vitalidad: 6.780.000 / 3.390.000
Resistencia a cadena: 70/50
Punto de aturdimiento: 400% 500%
Resistencia a estados: Dolor, amnesia, postración y muerte, + bio en la 2ª forma
Botín: Ninguno
Botín Raro: Ninguno
Vulnerable: Ataques físicos y mágicos 1/2 de daño e inmune a ambos en su 2ª forma

Sus poderoso ataque artema te obligará a sanarte. Es muy importante que cuando esté aturdido tenga anticoraza y antiescudo para hacerle daño, si no la batalla se hará larga. El Huérfano tiene todo tipo de ataques. Lanza Necro con bastante frecuencia y también causa todo tipo de estados alterados que te impiden atacar o hacer magias. Luego, la última forma es inmune a los ataques físicos y mágicos, pero no elementales. Usa Necro sobre tu líder. Atúrdele y acaba con él; es la parte más fácil.


Este enemigo es responsable de todas las desgracias de los protagonistas y sus vecinos del Nido y de Paals.

lEste ataque castigo impío dejará a tus luchadores prácticamente fuera de combate.

Cuando te mate por primera vez (que lo hará) equípate para protegerte de muerte.


La mejor opción para la 2ª forma es insistir hasta que le pongas Bio y dejar que muera solo.

Guía y trucos de Final Fantasy XIII