The Legend of Zelda Breath of The Wild - Cómo matar guardianes

Zelda Breath of the Wild Guardianes

Hay diversas criaturas verdaderamente temibles en Hyrule, pero una de ellas son los Guardianes. Estas arañas robóticas son difíciles de matar, y es que con su láser pueden acabar contigo de un sólo disparo. Te explicamos cómo salir victorioso del enfrentamiento.

Encontrarte con un enemigo al que no puedes batir es una experiencia que todos los que juegan habitualmente a videojuegos se han encontrado alguna vez. No obstante, hay que tener en cuenta que no hay rival invencible, y que los creadores siempre dejan un resquicio para superarlos, una debilidad.

Una de estas máquinas de matar son los Guardianes de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, quizás de las criaturas más difíciles del juego. Son arañas mecánicas de ocho patas con cierta semejanza a pulpos. No sabríamos decir exactamente en qué animal se ha inspirado Nintendo para crearlas.

Si has viajado lo suficiente por el inmenso mundo abierto de Hyrule quizás te las hayas encontrado; con un poco de suerte, hasta puede que hayas salido vivo. Tanto en la versión del juego para Nintendo Switch como en la de Wii U las horas de juego son tantas que siempre acabas topándote con algún reto similar, secretos escondidos en ciudades e incluso Easter Eggs de lo más simpáticos. Los hemos recogido todos en nuestra guía de Zelda BOTW.

Hoy te vamos a explicar cuál es la estrategia para matar a los guardianes en Zelda. No es tan complicado como puede parecer en un principio.

Estos son todos los accesorios disponibles para la Nintendo Switch

El truco de los Guardianes es protegerte

Estas arañas mecánicas tienen su debilidad en su principal fortaleza. La potencia de su láser es su principal arma, por lo que si te pillan desprotegido lo más seguro es que te reduzcan a cenizas. A no ser que hayas conseguido protección extra, el primer golpe puede ser mortal.

Hay dos tipos de guardianes, los que están averiados y son inmóviles y los que no. Evidentemente el primer tipo es mucho más fácil de matar que el segundo, así que para practicar tus habilidades puedes buscar uno del primero antes de ir a por uno realmente desafiante.

El catálogo de Switch crece: estos son sus diez mejores juegos

Ahora vamos con el truco para matar guardianes de verdad. Consiste en situarte frente a ellos con el escudo preparado, listo para cubrirte en cuanto vayan a disparar. Una vez que veas que el láser va a salir en tu dirección, coloca el escudo de forma que éste rebote en él.

Si apuntas bien, el rayo de luz saldrá reflejado golpeando directamente al guardián y acabando con su vida. ¿Fácil verdad? No tan rápido: no todas las criaturas mueren a la primera. Las inmóviles sí, pero a los otros tendrás que golpearlos tres veces para debilitarlos por completo.

Si has colocado bien el escudo el resultado te sorprenderá, pero si no casi seguro que eres tú el que acaba muerto, así que mucho cuidado e implora por tu suerte.

Zelda Breath of the Wild

El timing, muy importante

Lo de colocar el escudo es importante, pero aún más lo es colocarlo en el momento justo. Cuando el guardián va a disparar, comienza reuniendo energía en torno a su ojo. Cuando su láser ya está preparado, aparece un círculo sobre él seguido de un destello. Cuando veas el círculo es el momento de pulsar X para protegerte.

Cualquier escudo sirve para este truco; todos reflejan el láser, así que no deberías tener problemas para matar a los guardianes de Zelda Breath of The Wild de forma fácil pese a ser de nivel bajo. Lo importante es dominar la técnica.

Guía y trucos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild