The Legend of Zelda A Link Between Worlds - 41.1. Templo del Espíritu (adulto) Parte 1

Sube las escaleras y, ahora que tienes los Guantes de Plata en tu poder, podrás empujar el bloque de la derecha (1). De esta forma alcanzarás un lugar con tres puertas: una con cerradura y dos bloqueadas por rejas (2). Activa el interruptor del techo con el arco o el supergancho para desbloquear estas dos últimas (3), y entra por la de la izquierda.

Acaba con el lobo (sala 14) y toca la Nana de Zelda encima del símbolo de la Trifuerza. Aparecerá el cofre de la brújula: usa el supergancho para alcanzarlo (4). A continuación vuelve a la sala anterior y entra por la otra puerta que desbloqueaste antes para ir a la sala 15.

Aquí deberás coger las cinco rupias plateadas para abrir la siguiente puerta. Para una de ellas hay que dar un buen salto (5); es más que aconsejable usar las botas voladoras. Cuando cojas las cinco, se abrirá la puerta y podrás hacerte con una llave pequeña (sala 16). Vuelve dos salas atrás y abre la puerta con cerradura. Avanza por el pasillo (sala 17) y trepa para subir a la primera planta (sala 18).

Verás cuatro soles pegados a las paredes y un espejo con el que proporcionarles toda la luz necesaria. Tienes que apuntar al tercer sol comenzando por tu izquierda (6), y se abrirá la puerta. Así volverás a la sala 8, donde ya estuviste con Link niño.

Sube arriba, donde está la antorcha, y desde ahí puedes llegar con las botas voladoras hasta la mano de la estatua, que tiene un símbolo de la Trifuerza (7). Colócate encima y toca la Nana de Zelda: aparecerá un cofre con una llave pequeña en la otra mano. Agárrate con el supergancho (8). Si lo prefieres, también puedes agarrarte a otro cofre que ha aparecido (con una rupia azul) y así pulsar el interruptor oxidado con el martillo, que desbloquea una puerta tras la cual hay un pasillo (sala 19) que conecta con la sala 1.

Para seguir avanzando, lo que debes hacer es abrir la puerta con cerradura de la sala 8, ahora que tienes la llave. Agárrate con el supergancho a la diana o a la antorcha (9), y entra por la puerta con cerradura de arriba. Estás en el segundo piso, en un pasillo (sala 20). Crúzalo para llegar a la sala 21.

Tendrás que eliminar a los tres enemigos que hay aquí para desbloquear la siguiente puerta. Al que lanza rayos por el ojo (beamos) hazlo de la manera habitual, con una bomba. Los otros dos (anubis) son vulnerables al fuego, ya te enfrentaste a uno antes. Así que ya sabes: o los atraes a la zona de fuego que aparece al activar el interruptor (se mueven de manera inversa a ti), o te los cargas con flechas de fuego o el Fuego de Din (10). Cuando limpies la sala y puedas entrar por la puerta más cercana al interruptor, hazlo.

Aquí (sala 22) debes colocarte junto a la puerta de tu derecha, y golpear desde este lugar a las estatuas con el supergancho o el arco para que cobren vida y de esta forma puedas entrar rápidamente por la puerta cuando una pase por encima del interruptor (11). Cruza el pasillo (sala 23), y en la sala 24 tendrás que luchar contra otro nudillo de hierro (12). Esta vez, la puerta tras su trono te llevará hacia un cofre con el escudo espejo (13).

Vuelve por donde has venido y ve a la sala 22 (donde estaban las cuatro estatuas en el centro). Equípate con tu recién adquirido escudo espejo y ponte debajo del rayo de luz. Pulsa R para usar el escudo, y dirige el rayo de luz hacia el sol de la pared (14). Entra por la puerta que se ha abierto (sala 25) y encontrarás una llave pequeña. Ahora vuelve a la sala 21, donde estaban los enemigos a los que había que vencer con fuego, y abre la puerta con cerradura. Sube hacia arriba por las paredes móviles, trepando o agarrándote arriba con el supergancho (15). Llegarás a la tercera planta (sala 27).

Guía y trucos de The Legend of Zelda A Link Between Worlds