The Legend of Zelda Skyward Sword - 05.2. Desierto de Lanayru

Avanza hasta que veas tres jaulas, sube a un muro de piedra que hay al sur de ellas (donde hay un cofre con un tesoro) y salta desde allí a la jaula más cercana. Lanza una bomba por el agujero de la siguiente jaula y destruirás las rocas de su interior.

Golpea la roca azul de la jaula con el Tirachinas, elimina a los enemigos para que se abran las jaulas y habla con el robot, que modificará tu Telescarabajo y lo convertirá en el Telescarabajo con gancho.

Dirígete a la zona de arenas movedizas que hay a la izquierda de las jaulas (oeste) y verás crecer una flor bomba sobre un árbol seco. Utiliza el Telescarabajo con gancho para cogerla y luego déjala caer en los cuencos de los monolitos que hay en las paredes de esa zona. Derribalos y luego corre de uno a otro para cruzar las arenas.

Más adelante verás una gran zona de arenas movedizas en la que verás a unos enemigos de nombre cangrancola. Vuelve a usar el Telescarabajo con gancho y las flores bomba que crecen sobre los arboles secos para derribar temporalmente a dichos enemigos. Apóyate en sus conchas y cruzar las arenas.

Atraviesa igual la siguiente zona de arenas movedizas, con la diferencia de que allí la arena se moverá, por lo que deberás subir en la concha de los cangrancola y dejar que la arena te lleve hacia el norte, hasta alcanzar una puerta por la que deberás meterte.

Avanza hacia la derecha para encontrar una vagoneta y después golpea una roca azul que hay a su derecha. Ahora monta en la vagoneta y cruza el abismo que hay al norte. Luego usa el Telescarabajo con gancho para coger una flor bomba que crece sobre un cactus e introducirla por la parte superior de una montaña que hay al oeste. Así activarás una roca azul que hay en su interior. Antes de montarte en la siguiente vagoneta, lanza el Escarabajo hacia el interior de la montaña para activar un interruptor y abrir las rejas. Ahora sí, móntate y atraviesa la montaña.

Tras hablar con Marcogoro, utiliza el Telescarabajo para coger una flor bomba que crece sobre un cactus y explotar las rocas de las torres para encontrar una nueva roca azul. Golpéala, acaba con los enemigos y habla con el robot. Sube en la vagoneta hasta que llegue al borde del área de influencia de la roca azul, y golpea otra roca azul que hay enfrente para poder seguir avanzando. Atraviesa la puerta que hay más adelante.

Fay te informará de que bajo algunos puntos de las arenas movedizas hay unas antiguas calzadas que, aunque no pueden verse por estar cubiertas por la arena, impedirán que te hundas. Coloca las balizas en el mapa de modo que puedan guiarte, y sigue la calzada hacia el sureste para acabar subiendo a lo alto de un muro que hay al final (en la X del mapa).

Allí verás una extraña máquina. Destruye las rocas que hay cerca y descubrirás una roca azul: golpéala, elimina a los enemigos y habla con el robot. Tienes que encontrar las tres claves de seguridad (puedes usar la función de rastreo).

  • Generador: gota verde. Desde la gran fuente de alimentación, dirígete hacia el suroeste sin bajar del muro. Verás en la pared del fondo dos monolitos con cuencos. Utiliza el Telescarabajo con gancho para coger la flor bomba que crece en un cactus y derribar el monolito de la izquierda. Entra al generador, usa una bomba para derribar la pared con grieta que hay a la izquierda y encontrarás una roca azul. Golpéala para activar el generador y ponlo en marcha clavándole la espada con una estocada, girando el mando 90º hacia la izquierda y pulsando A.
  • Generador: rayo amarillo. Dirígete a la estatua del pelícaro Zona norte del desierto y mira hacia el norte para ver que en la pared del fondo hay una grieta. Vuélala con una flor bomba y podrás entrar en un edificio enterrado por la arena. En él hay arenas movedizas, varias plataformas con rocas y dos cangrancola. Ve a la plataforma que hay en el centro de la estancia, frente a una puerta cerrada que hay al fondo, y destruye las rocas que hay encima para encontrar una roca azul: golpéala. A la derecha de la puerta cerrada del fondo hay una trampilla que se abrirá al pisar la baldosa roja que tiene delante. Mete dentro uno de los cangrancola convertido en bola haciéndolo rodar por el suelo (cuidado con los calambrazos) o usando el Telescarabajo, y abrirás la puerta. Encontrarás otro de los generadores.
 
 
  • Generador: Llama roja. Desde el edificio del generador del rayo amarillo, ve hacia el este hasta las arenas movedizas. Utiliza balizas para marcar en el mapa la primera calzada que va hacia el sur y luego la primera calzada que va hacia el sureste. Entra en el edificio cercano. Destruye la roca con una bomba y encontrarás una roca azul, pero no la golpees aún. Derrota a un cangrancola y sube en su caparazón para cruzar las arenas hasta el fondo de la sala. Sube a la zona elevada y avanza hasta el borde. Golpea la roca azul desde ahí y utiliza el Telescarabajo para coger un cangrancola convertido en bola y llevarlo hasta el mecanismo que abre la puerta del fondo, donde está el generador. Tras activarlo, regresa a la fuente de alimentación y mira en el mapa la posición de los tres generadores. Clava la espada en la fuente con una estocada y mueve el primer mecanismo 90º hacia la izquierda para poner el símbolo de la gota verde al oeste. Mueve a la derecha el segundo mecanismo y llévalo hasta el final para colocar la llama roja en el sureste. Gira el último mecanismo hacia la izquierda hasta que el el rayo amarillo se encuentre arriba del todo (norte). Ya puedes ir a la Refinería.

Guía y trucos de The Legend of Zelda Skyward Sword