The Legend of Zelda Skyward Sword - 06.5. Gran Caverna Ancestral (Parte 2)

Sala 6. Corta los hilos de las skultullas con el Telescarabajo y así caerán y voltearán las hojas que flotan en el agua bajo ellas. Así desbloquearás un conducto bajo el agua y podrás superar unas rejas que bloquean el camino. Más adelante, usa el Látigo contra el enemigo a través de las rejas y le birlarás la llave pequeña  necesaria para abrir la puerta. Avanza y tírate al agua para que la corriente de una tubería te absorba.

Sala 7. Métete en el agua y haz un salto torbellino para alcanzar el suelo que hay al este de la sala. Desde aquí verás una enredadera en una pared que tiene delante una planta flotando en el agua. Usa el Látigo en ella para girarla y así podrás apoyarte en la planta y alcanzar la enredadera. Avanza y cuando el camino termine verás debajo de ti una hoja flotando en el agua. Tírate sobre ella para girarla y debajo encontrarás un conducto por el que te deberás meter buceando. Eso te llevará al suelo elevado más bajo de los dos que hay al oeste de la habitación, lugar donde encontrarás un interruptor bulboso. Acciónalo con el Látigo para hacer aparecer un chorro de agua bajo la última planta que has volteado. Regresa al lugar desde el que saltaste para voltear dicha planta y usa el Látigo en ella para girarla. Apóyate en ella y alcanza la zona elevada más alta de las dos que hay al oeste de la sala. Avanza por el único camino posible y al final encontrarás una puerta con rejas que tendrá un tirador a su lado. Actívalo con el Látigo y llegarás a una nueva zona de la Sala 1.

Sala 1. Avanza por las enredaderas hasta una plataforma en la que hay una especie de palanca sobresaliendo de la pared. Acciónala con el Látigo, ve a la entrada del templo y vuelve a la puerta que hay en la base de la gran estatua.

Sala 4. Déjate caer al nivel más bajo y sal por la puerta.

Sala 8. Ve al punto marcado en el mapa, una cascada de aguas malditas de color morado. Sale de la boca de una gran cara de piedra al norte de un lago de aguas malditas. Usa el Telescarabajo para meterlo por uno de los ojos de la cara. Dentro hallarás un interruptor de impacto que al golpearlo cortará el flujo de la cascada. Sobre el lago de aguas moradas hay unas hojas flotantes por las que puedes alcanzar el lado oeste del mismo (la última de ellas deberás voltearla con el Látigo). Por allí encontrarás una rama larga y retorcida. Puedes engancharla con el Látigo, pero como enfrente habrá un pilar con una roca encima, no podrás balancearte y cruzar al otro lado. Regresa al lugar marcado en el mapa por la cruz roja y usa el Telescarabajo para coger una flor bomba que crece en el suelo. Como has cortado el flujo de la cascada, hazlo volar hasta la roca sobre el pilar y destrúyela.

Después de destruir la roca usa el Látigo en la rama retorcida y alcanza un gran cilindro vertical que hay enfrente. Tiene enredaderas en sus paredes y está dando vueltas. Agárrate a él y sube hasta alcanzar su cara superior. Salta a otro cilindro que hay enfrente y deja que gire hasta que pases sobre un suelo que hay al sureste, donde debes dejarte caer. Luego avanza por un camino, sube una enredadera y así llegarás a una palanca: acciónala con el Látigo para cambiar el sentido de giro de los elementos que hay por allí. Después salta sobre la gran rueda horizontal que hay bajo la palanca y deja que gire hasta el final, lugar donde encontrarás otro camino. Síguelo hasta el final para encontrar otro cilindro y úsalo para alcanzar el suelo al otro lado. Avanza por un camino, sube una enredadera y llegarás de nuevo a la palanca, aunque por el otro lado. Acciónala y usa el último cilindro por el que pasaste para alcanzar un camino al sureste de la habitación. Después avanza hasta una zona circular, y sube por la cuerda con cuidado de los enemigos.

Sala 1. Verás un tirador: agárralo para desplegar una plataforma desde la que alcanzarás la palanca con la que bajaste la gran estatua del centro de la sala. Acciónala otra vez con el Látigo y la estatua volverá a su posición original. Baja por la cuerda por la que llegaste aquí.

Sala 8. Coge el Glifo Bendito y apártate cuando la gran estatua descienda. Entra por ella.

Sala 4. Sube por los chorros de agua hasta llegar lo más alto que puedas, y coloca el Glifo en su lugar. El techo de la estancia desaparecerá y alcanzarás a lo alto de la cabeza de la estatua. Allí hay cuatro interruptores bulbosos que deberás accionar con el Látigo.

Guía y trucos de The Legend of Zelda Skyward Sword