The Legend of Zelda Spirit Tracks - Jefe final 2 - Mallard, El Maligno

Tu objetivo es avanzar al fondo del nivel para llegar a Mallard. Por el camino, Makiavelo va soltando ratas que tienes que eliminar para que no consiga controlar a Zelda como a una marioneta. Si finalmente lo consigue, tienes que cortar las cuerdas que le unen a ella.

Cuando Mallard te ataque con su rayo, escóndete detrás de Zelda para usar al espectro como escudo. Cuando le alcances, traza una trayectoria con Zelda hasta él para que lo agarre y echen a volar. Aprovecha para disparar a Mallard una flecha de luz.

Mallard saldrá del cuerpo de Zelda y tomará el de Makiavelo, adoptando así su forma final. Así, Zelda recuperará por fin su cuerpo.


Mallard, El Maligno

Forma final de Mallard, El Maligno
El siguiente paso es proteger a la princesa de las bolas de fuego que lanza el enemigo, para que le dé tiempo a concentrar su energía. Golpea las bolas con la espada para destruirlas, usando el ataque circular si te lanza varias.

Una vez concentre toda su energía, tienes que volver a echar mano de tu talento musical. Toca tu parte respetando su turno, y completa la melodía de Zelda para hacer brillar un símbolo en la espalda de tu enemigo.

Distrae ahora a Mallard, para que le dé la espalda a Zelda. En la pantalla superior tienes el punto de vista de Zelda. Cuando veas un símbolo de ataque en la espalda de Mallard, pulsa el icono del arco en la pantalla inferior.

Golpéale tres veces y quedará aturdido. Dale con la espada en la frente y repite el proceso hasta romperle un cuerno. Vuelve a proteger a Zelda de las bolas de fuego. Tienes que hacerlo 2 veces más para romperle el otro cuerno, luego clavar la espada en su frente y, sin separar el lápiz táctil de la pantalla, frotarlo rápidamente de izquierda a derecha.

Si la espada permanece clavada el tiempo suficiente, habrás acabado con Mallard.

Guía y trucos de The Legend of Zelda Spirit Tracks