The Legend of Zelda Spirit Tracks - Jefe final - Colosus, Demonio Ígneo

Lo primero es lanzarle una flecha en el punto brillante que le sale en la barriga cada vez que se dispone a lanzar un puñetazo. Colócate luego junto a la gran roca que cae para que su próximo golpe vaya hacia ella. Coge la tapadera azul que obtendrás, y ponla en el noreste para usarla como puente hasta la carretilla. Una vez en la carretilla, ve disparando a sus puntos brillantes para poder ir subiendo hasta la altura de su cabeza. Desde allí, lánzale una flecha en el ojo y quedará aturdido. De vuelta al suelo, corre hacia él y golpéale en la cabeza todo lo que puedas.

Repite este proceso varias veces y le habrás derrotado, restaurando así el sello de esta región, con lo que… ¡tachán! ¡Quedará totalmente reparada la Torre de los Dioses!


Colosus, Demonio Ígneo

Guía y trucos de The Legend of Zelda Spirit Tracks