Metal Gear Solid 4 Guns of the Patriots - 5. Prisión

5. Prisión

Partiendo del camino de la izquierda del final de la misión anterior, pasa agachado junto a las tres primeras cornisas hasta que puedas ver a un soldado a tu derecha. Cuando se haya alejado, sigue avanzando cuidadosamente y toma el camino estrecho de la izquierda. Una vez que llegues hasta una valla de madera, pon cuerpo a tierra y arrástrate hasta alcanzar una parcela de hierba en la parte noroeste de la prisión.

Desde tu posición, verás a tu derecha a un soldado patrullando y a otro subido a una torre de vigilancia. Espera a que el militar que patrulla te dé la espalda, gatea para bajar la cuesta y aguarda junto al paquete de postes situado más a la derecha. Una vez que el soldado a pie vuelva a alejarse, asegúrate de que el de la torre no mira en tu dirección y arrástrate hacia el camión hasta poder esconderte debajo de él. Una vez allí, repta hasta la parte trasera del camión y asómate muy ligeramente para observar al vigilante de la torre. En cuanto esté de espaldas a ti y el otro soldado se haya marchado, sal arrastrándote y escapa por el camino de la derecha.

Estrategias Alternativas

Si comienzas la misión desde la entrada sur del mapa, infíltrate sigilosamente por el camino situado a la izquierda del lago, avanzando primero por el maizal y luego tomando el camino hacia el complejo. También puedes cruzar el lago buceando y luego entrar por el paso subterráneo que verás en el extremo norte de éste. De cualquiera de las dos formas, acabarás llegando al muro exterior de la prisión. Ve hacia la entrada de la izquierda y penetra en cuanto veas que los soldados están distraídos. La vigilancia dentro del reinto no es demasiado buena que digamos, así que recorre arrastrado las sucesivas estancias en busca de ítems. En la sala de camas, al noreste del barracón central encontrarás otra melodía de iPod, y muy cerca podrás descubrir el secreto de esta misión.

  • Secreto liberación de presos: Existen dos cárceles en el mapa con cuatro presos, dos en cada una. La primera es una caseta en el lado suroeste del sector noroeste de la prisión, mientras que la segunda es un barracón situado al noreste del sector noreste. Cuando llegues a una, saca un arma tranquilizadora y duerme de un disparo al guardia que custodia los centros de detención, luego aproximate a la puerta y los rebeldes cautivos escaparán. Tu relación con los rebeldes mejorará y serán más los que combatan contigo en la siguiente operación.

Por último, para abandonar esta zona, sal al exterior por el muro trasero de la prisión y escapa con mucho cuidado por el camino que se abre al noroeste sin que nadie te detecte.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Situaciones de alerta

Cuando en una de tus sigilosas infiltraciones seas descubierto por un sldado enemigo, dará la voz de alerta para pedir refuerzos y comenzará a dispararte. Para que todo vuelva la normalidad, lo primero es desaparecer del campo de visión de tu descubridor para que el nivel de alerta comience a menguar. Hecho esto, busca un lugar lo más recóndito y oscuro posible, camúflate en el suelo o una pared, y aguarda a que se inicie la cuenta atrás de evasión. Si nadie vuelve a sorprenderte durante esos segundos, los soldados detendrán poco a poco su rastreo y entrarás en la fase de precaución, que te permitirá volver a tomar posiciones. Una vez esta termine, todo volverá a ser como antes y podrás proseguir con tu incursión sin problemas. 

Guía y trucos de Metal Gear Solid 4 Guns of the Patriots