Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain - 12 - CAMINO AL INFIERNO

Localización: Afganistán, Norte de Kabul

Recompensa: 130000 PMB

Objetivos obligatorios:

  • Contacto establecido con el Dr. Emmerich.
  • Extraído el Dr. Emmerich.

Objetivos opcionales:

  • Extraídos tres Walker Gears del campamento de la base central.
  • Extraído el Dr. Emmerich sin que lo lastimaran.
  • Asegurado el afiche de la modelo erótica (vertical) en el campamento base central.
  • Asegurados los planos del campamento base central.

Tras lidiar con Quiet, podrás proseguir con la misión secundaria 82 cuyo final enlaza directamente con el inicio de la misión que nos ocupa. Cuando terminé la escena de vídeo, lo primero que debes hacer es buscar el archivo de inteligencia que detalla la posición de Emmerich: se encuentra en una de las pasarelas superiores. Lo siguiente será huir de la central eléctrica, y para ello, la mejor ruta que puedes seguir es la del lado izquierdo, utilizando el gran edificio como parapeto para evitar que te descubran. En cuanto abandones la zona, llama a D-Horse o hazte con un vehículo, pues el viaje hasta el próximo destino, el campamento de la base central de Afganistán, es bastante largo.

Esta base es la zona de ocupación enemiga más grande a la que te has enfrentado hasta el momento y está vigilada por soldados a pie y montados en Walker Gears: Metal Gears en miniatura con una potencia de fuego considerable y gran velocidad de desplazamiento. Para sortearlos más fácilmente, te recomendamos que utilices el Cigarro Fantasma para avanzar el tiempo hasta que se haga de noche, pues te servirá para ocultarte al amparo de la oscuridad. Aun así, presta especial atención a los francotiradores: en cuanto veas el aviso en pantalla, lánzate al suelo para evitar que te detecten. El objetivo es llegar hasta el edificio situado en el noroeste de la zona; cuenta con múltiples puertas, pero sólo podrás acceder al interior por la que está en el lado derecho. Una vez dentro, y tras contemplar una nueva escena de vídeo, se te dará la opción de pilotar un Walker Gear especial: el D-Walker. Nuestra recomendación es que montes sobre la máquina, recojas a Emmerich y utilices sus poderosas piernas metálicas para correr como alma que lleva el diablo hasta el mismo punto en el que comenzaste la infiltración. No es la táctica más honrada, pero sí la más fiable y rápida.

En cuanto llegues a dicho punto, se activará otra secuencia de vídeo y... ¡Tocará correr de nuevo! Atraviesa las gigantescas piernas del Sahelanthropus con Emmerich a tus espaldas y ocúltate fuera de la vista del nuevo Metal Gear. Existe un pequeño truco, y es que cada vez que te detecte, el chico que flota aparecerá junto a su cabeza: dispárale para evitar así que se active el proceso de búsqueda. De vez en cuando, lanzará cápsulas de detección: evita sus rayos láser o, en el peor de los casos, destrúyelas. Si consigues darle esquinazo, podrás avisar al helicóptero para que venga a recogerte, aunque siempre con cuidado de que el gigante metálico no te pille con las manos en la masa. Una vez dentro, y en cuanto empieces a volar, ponte a los mandos de la ametralladora y dispara contra las cápsulas, pero hazlo en pequeñas ráfagas pues el arma tiende a sobrecalentarse a gran velocidad. Finalmente, y cuando se active la cámara lenta, dispara contra la cabeza del Sahelanthropus para dar por terminada la misión.

Guía y trucos de Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain