Metal Gear Solid HD Collection - 2.26. Plant: Arsenal Gear. Ileum, Sigmoid Colon

Avanza con Snake acabando con todos los enemigos hasta la puerta del fondo y atraviésala. Después, ¡pelea como un hombre!

JEFE, RAYS

Raiden dice...

· He dejado avanzar delante de mí a Snake, que... tiene más experiencia en esto del combate, je, je.

· Mientras Snake avanzaba, yo me escondía y eliminaba a algún que otro soldado enemigo desde una buena posición.

· Finalmente hemos llegado a otra zona y nos han asaltado infinidad de soldados ninja. He usado la M4, la AKS y la espada contra ellos. Y gracias a la bandana de Snake, no he tenido problemas de munición.

· La consola me ha dicho varias veces que el juego había terminado, pero ¡no lo había hecho! Eran fallos del sistema GW. Continuaba luchando (con la pantalla reducida en una esquina) hasta que todo volvía a la normalidad. Esto ha sucedido varias veces, menudo susto.

· A continuación nos hemos topado con Fortune. He decidido salir pitando de allí. Pobre Solid, le echaré de menos (porque dudo mucho que sobreviva a esa pelea...).

· Lo malo es que arriba me he encontrado con algo todavía peor: ¡nada menos que varios Metal Gear RAY!

· Acabar con los RAY era una cuestión de paciencia, habilidad y rapidez. Son capaces de realizar varios tipos de ataques, más o menos parecidos a los del REX del primer MGS: cohetes, ráfagas de balas, misiles rastreadores y un rayo láser vertical.

· Los tres RAY lanzan cohetes constantemente si estoy lejos, lo que no me deja demasiado tiempo para actuar. Justo después de explotar un trío de cohetes tras de mí, aprovechaba la pausa hasta los tres siguientes lanzando un Stinger a una rodilla de cualquiera de ellos. Entonces, el RAY herido abría la boca y lanzaba otro Stinger a su interior (eso les restaba muchísima vida).

· Las ráfagas de balas casi nunca me alcanzaban, pero si existía riesgo de que lo hicieran, simplemente me alejaba un poco (perpendicularmente al RAY que la disparaba).

· Para evitar los misiles rastreadores, lo mejor era ponerme en movimiento nada más los lanzara el RAY, y utilizando las volteretas cuando los misiles empezaban a impactar en el suelo.

· Por último, los rayos láser. Los RAY me atacaban con esto cuando estaba justo debajo de ellos. Muy potentes, pero poco precisos y fáciles de esquivar. Como para que lanzaran estos rayos tenía que estar justo debajo, los demás RAY apenas me tiraban cohetes para no dar a su compañero. Eso me daba unos instantes de tiempo, ideales para lanzar un Stinger a la boca del RAY antes de que terminara de lanzarme el rayo láser.

· Alguna que otra vez los RAY me han pisoteado por caminar entre sus patas, pero... son gajes del oficio.

- De vez en cuando, en la zona central aparecen valiosas Rations, y por los alrededores cajas de misiles Stinger. Un truco útil para olvidarse de las Rations era mantenerlas activadas en el menú de objetos, y así me recuperaba automáticamente.

· Cuando pensé que me había cargado a un RAY, ¡éste ha sido sustituido por otro! De hecho, el combate no ha terminado hasta que no me he cargado a unos cuantos (depende del nivel de dificultad).

· Finalmente un RAY se ha parado ante mí y... bueno, en la larga serie de secuencias de después se ha resuelto todo el pastel. ¡Al fin me he enterado de lo que pasaba! Más o menos... Ando algo perdido con tantas traiciones y re-traiciones, pero seguro que lo comprendo todo con el tiempo.  

Guía y trucos de Metal Gear Solid HD Collection