The Order 1886 - The Order 1886: Consejos de combate

Los combates en The Order 1886, aunque no demasiado numerosos, son una parte muy importante en la trama de los Caballeros de la Orden.

Las armas nunca suelen escasear, ya que hay bastantes repartidas por los diferentes escenarios (no olvides explorar cada rincón) y los enemigos nos ceden sus armas y munición al caer.

Disparar desde cualquier cobertura o desde las esquinas, efectuando salidas rápidas, suele ser la mejor técnica para vencer en los diferentes enfrentamientos directos con los que nos encontramos en el juego. Fijaos siempre bien en vuestro entorno para identificar objetos tras los que parapetarnos o, ya de forma ofensiva, bidones de combustible a los que disparar para causar gran daño a los malos.

Los enemigos de The Order 1886 son en su gran mayoría humanos, por lo que la técnica que casi nunca os fallará es apuntar directamente a la cabeza... excepto en el caso de los escopeteros, que van cubiertos por una armadura completa. Estos son bastante más duros, por lo que -simplemente- descargad sobre todo lo que llevéis encima en ese momento.

Ya en el plano fantástico, los licanos son unos enemigos formidables que aparecen en diferentes ocasiones y que siempre nos ponen las cosas bastante difíciles. La clave para vencerlos es anticiparse a sus rutinas de movimiento, que suelen ser bastante simples, y dispararles mientras corren hacia nosotros. Si se acercan demasiado pulsad X rápidamente para efectuar un movimiento defensivo.

En los momentos de sigilo, acercarse con cautela a los enemigos por la espalda y pulsar triángulo en el momento justo es la clave, pero recordad que también podéis utilizar armas 'silenciosas', como la ballesta, para causar bajas sin ser detectados.

Por último, en los Quick Time Events poco hay que explicar. Abrid bien los ojos cuando una de estas secuencias tenga lugar y pulsad los botones que aparecen en pantalla. ¡Es cuestión de reflejos!

Guía y trucos de The Order 1886