La Guerra de las figuras NFC
Reportaje

Análisis: la batalla de los muñecos NFC está servida

Por Sonia Herranz
-

El 4 de septiembre, Disney Interactive marcó el inicio de la nueva batalla entre los “Toys to Life” con el lanzamiento de la nueva versión de Disney Infinity. Su competidor no se hizo esperar demasiado y el 25 de septiembre Activision puso en las tiendas Skylanders SuperChargers, con la novedad de añadir vehículos de tierra, mar y aire con los que pretende frenar el poder de los héroes y villanos del universos “Star Wars” y el carisma de los entrañables sentimientos de “Del revés”, las principales armas de Disney Infinity 3.0. Nintendo entró en año pasado en la batalla, en una especie de guerra de guerrillas en la que lanza nuevas remesas de Amiibos cada poco tiempo, sin necesidad de tener un juego detrás y además alcanzando a todo tipo de públicos, desde los más nostálgicos (en septiembre lanzó figuras como las de Mr. Game & Watch o Duck Hunt), a los más recientes.

Lo que para Activision era un caladero privado de pesca hasta hace un par de años, se ha convertido de repente en un peligroso mar embravecido que amenaza su supremacía en un mercado hasta hace nada desconocido y que ahora se ha destapado como un negocio que mueve miles de millones y tiene encandilados a niños (y no tan niños) que buscan no sólo jugar, si no ampliar su colección y, si se tercia, especular.

Un negocio que se supone tan importante España como en el resto del mundo, aunque las distribuidoras nacionales prefieren no dar datos, algo más fácil de entender en el caso de Disney Interactive. Y es que mientras Activision se encarga de la distribución en nuestro país de todas las versiones y los muñecos NFC de Skylanders, la cosa está más complicada con Disney Infinity. Nintendo distribuye todas las figuras y los juegos Wii y Wii U, Sony se encarga de las versiones PS4 y PS3 y Koch Media de Xbox 360 y Xbox One. Sí, un lío, pero ¿cómo empezó todo?

Los orígenes de los Toys to Life

Activision logró en 2011 lo que toda empresa persigue: encontrar su océano azul. Se alejó de la feroz competencia que convierte el mercado de los videojuegos en un mar rojo y sangriento y encontró un pedacito de océano libre de competidores, donde podía navegar a sus anchas. Lo consiguió mezclando videojuegos y juguetes en un cóctel equilibrado y bien medido llamado Skylanders, que sonó chocante en su día, pero que el tiempo ha demostrado que no sólo era un interesante modelo de negocio, si no también una atractiva fuente de éxito.

La combinación de un videojuego y figuras NFC (una tecnología de comunicación de corto alcance pensada para teléfonos y dispositivos móviles), era una idea innovadora y valiente, pero no exenta de riesgo. Si después de fabricar miles de juguetes, el juego no vendía, más que en un océano azul, Activision se podría encontrar en la Fosa de las Marianas…

La solución fue recuperar el espíritu de una saga clásica, que triunfó en los tiempos de la primera PlayStation, Spyro de The Dragoon, modernizarla y diseñar un elenco de personajes tan interesantes en pantalla como convertidos en figuras. La mezcla de exploración, acción y plataformas propia de la saga dio forma a un juego divertido y ameno que encandiló a niños de todo el mundo. Y es que el concepto es tan atrevido como divertido: crear juguetes que cobran vida y se convierten en protagonistas del videojuego. Protagonistas que tú eliges. Te compras ese muñeco que tanto te gusta y, zas, por obra y magia de la NFC, aparece en tu televisor.

Las figuras de Skylanders, un gran negocio
En junio ya se habían vendido 250 millones de figuras Skylanders

Los más mayores, más escépticos o hardcore recalcitrantes (con perdón), vieron en el invento de Activision un “sacacuartos”, una manera de tener a los más pequeños de casa siempre pidiendo y pidiendo. Porque, claro, vender el Starter Pack, con el juego tres figuras y el portal, no sería un negocio demasiado rompedor… Poner a la venta una treintena de muñecos compatibles, cada uno con habilidades diferentes y en muchos casos necesarias para abrir nuevas opciones de juego empezaba a parecer realmente rentable… siempre que el público “picara”…

Y vaya si picó. Skylanders Spyro’s Adventures, la primera edición de la saga, ha vendido 5,22 millones de unidades en todo el mundo, a las que hay que sumar los más de 5 millones de Giants y los 5,27 de Swap Force. Los que seáis padres, sabréis que tener siempre a mano un regalo que entusiasme a los chavales y no te cueste un riñón es una buena noticia. Una fuente inagotable de “chantajes”, que fue tan bien recibida por los padres como por los hijos y que, además, se ha convertido (como casi todo hoy día) en un filón para coleccionistas.

Con un océano tan azul ya al descubierto, sólo faltaba que alguien se atreviera a sumergirse en él, pero pasaron dos años, o dos Skylanders, como prefiráis, para que alguien se dispusiera a zarpar. ¿Unos personajes inventados les robarían en protagonismo a los ya consagrados Skylanders? ¿Quién podría tener, no sólo el juego, sino la colección de personajes con el carisma necesario para lanzarse a la carga? Pues sí, Disney.

El océano azul de Skylanders ¿se tiñe de rojo?

En 2013 Disney Interactive decide que ellos tienen personajes con más carisma que las criaturas inventadas de Activision. Que ellos pueden convencer a grandes y pequeños. Y lanzan Disney Infinity, un clon de Skylanders, pero con muchas novedades. Como debe ser. En lugar de una aventura única, Disney inventa una aventura para cada una de sus colecciones de personajes que, por supuesto, se basan en sus películas de éxito. Los personajes de “Los Increíbles”, “Monstruos”, “Piratas del Caribe”, “Cars”, se convierten en sus primeras figuras. A cada peli le acompaña su aventura, su Play Set, y además el modo Toy Box permite a los jugadores crear mundos propios donde combinar a todos los héroes. Se lanzan figuras que no tienen Play Set, pero sí carisma: Ralph, Phineas, Rapunzel, Mickey Mouse de “Aprendiz de brujo” o las hermanas de “Frozen”.

Las figuras del primer Disney Infinity
El primer Disney Infinity tiró del carisma de sus personajes clásicos y de los de Pixar

Coincidiendo con Skylanders Swap Force, se pone a la venta Disney Infinity. El combate se salda con victoria de los Skylandres por 5,27 millones de unidades en todo el mundo, frente a los 4,47 millones de Disney Infinity. Skylanders no parece acusar el golpe de la competencia y Disney Infinity logra unas fabulosas ventas. El fenómeno de los muñecos de NFC ha crecido, el océano azul se hace más grande. Pero ambos contendientes preparan sus armas para un nuevo asalto.

Skylanders Trap Team (que añade, además de nuevos personajes, trampas para cazar y usar a los malos) se ve las caras con Disney Infinity 2.0, que cambia los personajes Disney tradicionales por los héroes y villanos de Marvel. Ambos juegos reducen sus ventas. Skylanders Trap Team se queda en 3,61 millones y Disney Infinity 2.0 a 2,82. ¿Se han agotado los caladeros de este nuevo océano azul?

Si nos fijamos en las ventas por plataforma, todo parece indicar que ambos juegos se vieron arrastrados por el declive de Wii y la escasa implantación de Wii U. Y es que mientras las primeras entregas de Skylanders vendieron sólo en Wii la friolera de 2,79, 2,45 y 2 millones respectivamente, Trap Team en 2014 se quedó por debajo del millón y rozando el millón y medio sumando las ventas de Wii y Wii U. Y lo mismo le pasa a Disney, que del 1,54 millones de unidades vendidas en Wii pasa a los escasos 0,51 de Wii U (no sale para Wii). Pero también ha aparecido en escena un nuevo competidor. ¿Ha podido tener algo que ver?

Llegan los Amiibo de Nintendo

En 2014 Nintendo se suma a la moda de las figuras NFC con una colección que llama Amiibo y que no está relacionada directamente con ningún juego, aunque Smash Bross se convierte en la inspiración de la primera remesa de figuras.

Nintendo tiene más personajes con carismas que nadie, pero no puede “gastarlos” en una aventura de acción estilo Skylanders o Disney Infinity. Simplemente, hace que sus muñecos NFC afecten a los juegos de un modo otro: un cambio de skin, un arma, un poder… No colocas tu figura en un portal y la ves en pantalla: la acercas al Wii U Pad (o a New 3DS) y listo.

El éxito de los Amiibos es inmediato y ya en enero de 2015 se habían vendido 5,7 millones de figuras. Nada comparado con los 175 millones de figuras que Skylanders había vendido en la misma fecha en todo el mundo, pero un porrón si tenemos en cuenta que Skylanders llevaba cuatro entregas a sus espaldas y sus figuras son compatibles con todas las consolas. Los casi seis millones de Amiibos se habían vendido para un parque de escasos 9 millones de Wii U. Sí, yo también creo que muchos compradores de Amiibo van a por la figura en sí (preciosas todas ellas), más que por sus efectos en los juegos. De hecho, desde su lanzamiento se han convertido en objetos de coleccionista y fuente inagotable de especulación.

Nintendo sigue lanzando figuras Amiibo de todo tipo
Nintendo sigue lanzando figuras Amiibo de todo tipo: de juegos clásicos, actuales, para jugadores jóvenes y para nostálgicos

Dos meses después del lanzamiento de Amiibo, Satoru Iwata (presidente de Nintendo) ya admitió: "Algunas figuras Amiibo están agotadas y se están vendiendo a precios premium en subastas online; es algo que ninguno de nosotros habría previsto". Y las cosas siguen igual. En mayo de este año ya se habían vendido más de 10 millones de Amiibo y se han lanzados nuevas colecciones, pero conseguir un Kirby es España (por ejemplo) es casi heroico… Por las mismas fechas (junio 2015), Activision celebró los 250 millones de figuras Skylanders vendidas en todo el mundo, admitiendo 3.000 millones de dólares de beneficios. Disney Interactive es reacia a dar cifras de ningún tipo, pero es de suponer que no le ha ido mal, porque repite. Eso sí, en Junio la compañía reconoció una caída de 58 millones de dólares, en parte debida a no haber obtenido los resultados esperados con Disney Infinity 2.0.

No sería justo intentar justificar el descenso de ventas de Disney Infinity o Skylanders en 2014 con los espectaculares resultados de Amiibo. Aunque los tres son muñecos NFC, los tres se basan en videojuegos y los tres son figuras de calidad y bien hechas, el cariz de los Amiibo es más bien de coleccionista, mientras que Skylanders son claramente figuras para jugar (y no sólo en las consolas). Disney Infinity estaría a medio camino de las dos propuestas, pero sigue siendo un videojuego. Que hay sinergias, más que rivalidades, entre Amiibo y Skylanders lo demuestra que este año las ediciones de Wii y Wii U de Skylanders Superchargers incluyen dos Skylanders exclusivos: Bowser y Donkey Kong… que a la vez son Amiibos. Giramos el interruptor, y listo.

Skylanders y Amiibo a la vez. Así son Bowser y Donkey Kong de Skylanders Supercharger
Skylanders y Amiibo a la vez. Así son Bowser y Donkey Kong de Skylanders Supercharger

Parece que Activision sigue buscando la manera de mantener su océano particular lo más azul posible, aunque Disney Infinity, podría ponérselo realmente difícil este año…

Que la Fuerza acompañe a los muñecos NFC

En el año de Star Wars, la tercera edición de Disney Infinity, se basa, como esperábamos todos, en la saga galáctica. Un Play Set para cada trilogía y otro más para la nueva película, acompañados de sus correspondientes personajes, parecen ser una feroz competencia para Skylanders, que aportan como gran novedad este año el uso de todo tipo de vehículos, de tierra mar y aire.

Por su parte, Nintendo celebra el 30 Aniversario de Mario lanzando Amiibos clásicos, que van desde el muñeco de las Game & Watch al perro de Duck Hunter, un Mario Pixelado o el enorme Yoshi de lana… ¿Hay algún cuarentón que se pueda resistir? ¿Y ese cuarentón, friki, como debe ser, se resistirá también a Darth Vader, Leia o Yoda?

Disney Infinity 3.0: con el atractivo de Star Wars
Disney Infinity 3.0: con el atractivo de Star Wars, las pelis clásicas y las modernas

Parece que la moda de los muñecos NFC, está abriendo nuevos mares dentro de un océano común. Skylanders mantiene contentos a los más pequeños, Nintendo se aprovecha de ese sentimiento de apego que ha provocado desde siempre y Disney usa sus mejores cartas para intentar llegar a todos los públicos por igual (no olvidemos que además de Star Wars, también han lanzado el Play Set de “Del Revés”, una aventura en plataformas 2D, ideal para los más pequeños).

Y que no se me olvide el nuevo contendiente: LEGO Dimensions. Warner Games no va a distribuir el juego en nuestro país, pero sí en Reino Unido, Francia, Alemania, Benelux y Dinamarca. Parece ser que además el juego se ha lanzando con pocas unidades y sin hacer ruido, a la chita callando. Se habla de problemas de licencias en según qué territorios, de dificultades en la producción, de los altos precios (el Starter Pack ronda lo 100 euros, frente a los 60/70 de sus competidores)… Existen posibilidades, habrá que ver cuántas, de que el juego se lance a lo grande el año que viene. Mientras esperamos algún dato oficial, habrá que observar y ver cómo funciona en los territorios donde está disponible…

LEGO Dimensions
LEGO Dimensions no se ha puesto a la venta en todo el mundo

El océano azul que encontró Activision en 2011 tienes las aguas cada vez más revueltas, aunque eso siempre son buenas noticias para los jugadores y para el mercado en general. La competencia agudiza el ingenio. En cualquier caso, parece claro que la batalla está servida y será interesante ver qué resultados arroja al final de la siempre dura y peliaguda campaña navideña. Yo, que además de Friki tengo en casa un pequeño nintendero amante de la fórmula Skylanders, ya estoy mirando el catálogo de Ikea en busca de una vitrina que me permita lucir todas las figuras... Me da pena tenerlas metidas en un caja. Lo que no voy a confesar es cuáles son mis preferidas. Se admiten apuestas.