La opinión de
Jon Llaguno

Cómo financiar tu videojuego

Cómo financiar tu videojuego

Estamos a punto de terminar el año y con la llegada de los Reyes Magos a la vuelta de la esquina. Seguramente ya hayas pensado en tus propósitos de año nuevo y habrás escrito la famosa carta a los mejores clientes de los grandes almacenes, ¿verdad?

Tal vez te hayas dejado llevar por la misma ilusión que quienes compran un décimo de lotería al pensar algo en la línea de “en 2016 quiero lanzar mi propio videojuego”. Un bonito propósito lleno de alegría que envuelve un paquete cargado de esfuerzo, sudor, dedicación y…dinero. Sí, dinero; porque los sueños no son baratos y desarrollar un videojuego tampoco. Por ello, espero que justo bajo la línea de “crear un videojuego” hayas escrito también “conseguir pasta para financiarlo”, porque de otro modo va a estar complicada la cosa…

Los que ya lleváis un tiempo elaborando esas pequeñas obras de arte sabréis que un desarrollo cuesta más que las enormes ganas que le ponéis. A la hora de pensar como estudio de desarrollo (da igual que estés tú solo; eres una empresa) es tu obligación considerar todos los gastos que te supondrá el título que tienes en mente. Hablo de sueldos, materiales, software, viajes, móvil, oficina y los clásicos gastos propios de nuestros compañeros del Gobierno. Muchos de estos gastos los podrás intentar obviar o reducir, pero en algún momento tocarán tu puerta y las facturas no se pagan con ilusión y abrazos cariñosos, por lo que es vital que tengas en mente cómo vas a conseguir el dinero necesario para el desarrollo de tu videojuego.

Shut up and take my money!

Es importante que sepas que, aunque ahora no lo veas, el dinero puede llegar a convertirse en una imperiosa necesidad que te desvíe de tus verdaderos intereses como creador de videojuegos. Tener dinero no va a mejorar tu creatividad, pero sí va a permitir que te centres en desarrollarla y te va a evitar quebraderos de cabeza. Por ello, es vital que consideres la financiación como una de las patas básicas que sostendrán el desarrollo de tu juego.

Y ahora la pregunta del millón… ¿Cómo consigo dinero para financiar mi videojuego? Muy fácil: pidiéndolo. Así, sin más. Sin que se te caiga la cara de vergüenza. “Hola señores; quiero desarrollar este videojuego y necesito esta pasta”, por así decirlo, aunque mínimamente adornado dependiendo de a quién se lo vayas a pedir. Por suerte cada vez podemos encontrar más vías de financiación y obtención de ingresos (que no es lo mismo…) para nuestro videojuego, así que vamos a ver uno por uno las principales posibilidades que podemos considerar.

Autofinanciación

“Mira qué listo… Que ponga yo la pasta…” Pues sí; esa es la idea. El hecho de que puedas financiar tu propio videojuego conlleva dos importantes elementos diferenciadores. El primero, que no dependerás de nadie más para la evolución de tu juego y no tendrás que dar explicaciones a nadie, controlando totalmente el desarrollo. El segundo, que tú eres la persona que más cree en tu juego y estás dispuesto a arriesgar tu dinero por ello, lo que a nivel profesional dice mucho de ti. También te digo una cosa: si tú no crees en tu juego, no esperes que nadie más lo haga.

Tú debes ser la primera persona que apueste por ti tanto a nivel de dedicación como de esfuerzo económico, lo que te facilitará mucho las cosas tanto si va bien como si va mal. Lógicamente, dada la actual situación económica que sufre demasiada gente muchas veces no es posible autofinanciarse, por lo que siempre existen otras vías y en ocasiones una idea puede vender un gran futuro.

“FFF”

Esto se conoce como “Family, Fools and Friends”, es decir: familia, tontos y amigos. Normalmente acudes a tu gente de confianza para contarles tus proyectos de futuro, así que no es descabellado que ellos mismos se conviertan en los “inversores” de tu proyecto. Pedir dinero a los padres para lanzar una empresa o sacar adelante una idea no es algo fuera de lo común y si el proyecto es bueno ese esfuerzo económico se verá recompensado. Y cuando digo “padres” me refiero a “persona de confianza” a nivel global. Tengo un buen amigo que siempre ha querido invertir en alguna de mis ideas y, por ahora, me alegro de que nunca lo haya hecho… ;)

Debes saber que, en este caso, contarás con una presión añadida ya que el dinero te lo habrá prestado alguien a quien aprecias, con todo lo que eso conlleva. Es posible que no se lo puedas devolver, que necesites más o que esto lleve a un problema en vuestra relación, por lo que es importante que dejéis muy claras las bases de la colaboración antes de seguir adelante. Recuerda que eres una empresa y ellos unos inversores, aunque tus inversores te preparen la cena y te arropen por la noche.

Préstamos bancarios

Aquí ya empezamos a ponernos serios… Si acudes a un banco a pedir financiación para tu proyecto deber tener claro que, al contrario de los FFF, el banco no es tu amigo. No te quiere y lo único que busca en ti es una nueva fuente de ingresos. No les vas a enseñar nada ni les vas a descubrir nada, aunque tendrás que plantear el proyecto de la manera más profesional que puedas y detallar el gasto de cara euro que puedan llegar a prestarte, de manera que quede totalmente claro hasta dónde llega la financiación de la entidad.

Es cierto que dada la actual situación económica los bancos apenas ceden créditos y menos si pueden llegar a ser a fondo perdido, por lo que te sugiero que no sea esta tu principal opción de financiación dada la cantidad de requerimientos legales que conlleva y a los que tendrás que hacer frente si la cosa no va bien. Cuando crezcas ya pedirás dinero a los bancos, pero por el momento intenta encontrar otras vías… Te lo comento como opción porque es una de ellas, aunque es importante que sepas que comprar dinero normalmente sale caro.

Ayudas institucionales

Acaba de pasar una nueva fase de elecciones y habrás visto que a los políticos se les llenaba la boca anunciando nuevas ayudas institucionales y subvenciones para la creación de empresas de base tecnológica, bla, bla, bla, bla… Las subvenciones son mi animal mitológico favorito y hay quien dice que ha recibido una, aunque es cierto que cada vez más las instituciones apuestan por nuevos proyectos a fondo perdido o con unas condiciones muy ventajosas, por lo que te animo a que revises el listado de posibles ayudas a las que puedes acceder y solicites todas las que puedas.

En la actualidad prácticamente cada municipio cuenta con subvenciones propias, sin hablar de las Diputaciones, Ministerios, convocatorias autonómicas, planes de ayuda y demás tipos de iniciativas, por lo que lo más sencillo es que realices una búsqueda rápida en Google para que sepas al menos por dónde empezar. Eso sí; ten claro que para darte 5€ te van a volver loco con papeleo, pero en ocasiones puede merecer mucho la pena si finalmente consigues la ansiada financiación que necesitas. También debes saber adecuar el mensaje a tu receptor institucional, ya que rara vez entenderán que quieras desarrollar el próximo Call of Duty con fondos públicos…

Crowdfunding y financiación colaborativa

No te digo nada nuevo si hablamos de la posibilidad de obtener financiación a través del crowdfunding, ¿verdad? Seguramente lo veas como una alternativa real para conseguir dinero, pero permíteme que dude de esa idea ya que muchas veces me preguntan sobre este punto y la mayoría de desarrolladores no tiene ni idea de cómo presentar un proyecto de cara a que pueda tener éxito en una plataforma de crowdfunding. En este sentido, la dedicación y base de conocimientos necesaria para llevar a cabo una campaña es directamente proporcional al éxito que esperas obtener de ella, sin tener absolutamente ninguna garantía de que vaya a salir bien. Quiero que esto te quede muy claro ya que la mayoría de las veces la gente lleva una idea equivocada en la cabeza: que lances una campaña de crowdfunding no significa, en absoluto, que vayas a terminarla con éxito. Es indiferente que pidas 5€ o 50.000€, ya que tendrás que dedicar el mismo tiempo a la preparación y comunicación de la campaña (seguramente un par de meses como mínimo) y, a partir de ahí, cruzar los dedos. Es una pena, pero dada la saturación que vive el mercado en el ámbito del crowdfunding muchas veces la línea entre el fracaso o el éxito de una campaña es una mera cuestión de azar.

Es mi intención que estés informado, así que después de la parte triste y realista, vamos a ver algunas de las principales plataformas de crowdfunding que puedes encontrar.

Ya sabes que Kickstarter es la más conocida aunque también es la que más proyectos tiene a nivel global, por lo que debes considerar que tu campaña pueda quedar demasiado diluida… Por otro lado, dependiendo de la temática y tipología de tu título tal vez debas plantearte acudir a otras plataformas, así que estudia bien las posibilidades antes de decantarte por una. Este es un tema que si queréis podemos comentar en futuras entradas, ya que resulta muy interesante y siempre surgen muchas dudas que conviene aclarar.

Por otro lado, os he incluido Fig ya que se trata de una nueva plataforma especializada en crowdfunding de videojuegos, por lo que os convendría tenerla en cuenta.

Inversores profesionales

También conocidos como “Business Angels”, podemos decir que se trata de personas que se dedican a invertir profesionalmente en empresas prometedoras, aportando un valor añadido no solo a nivel económico, si no también en términos de know how, experiencia, contactos y posibilidades de crecimiento empresarial. A grandes rasgos, buscan obtener beneficios a medio plazo de tu empresa, por lo que tienen un enfoque muy “economista” y una perspectiva empresarial muy definida fruto de inversiones anteriores en diversos mercados. Debo decir que no es muy habitual toparse con inversores que quieran apostar por los videojuegos ya que se trata de una rama relativamente nueva que actualmente está enfocada al formato de start ups, aunque cada vez más se dejan caer por empresas del sector atraídos por el crecimiento y posibilidad de negocio.

Normalmente se llega a un acuerdo de cesión de parte de la empresa al inversor como nuevo socio, quien ofrece también sus capacidades y habilidades como mentor y facilitador de los posibles cambios necesarios en el estudio. He tenido la oportunidad de trabajar con varios estudios que han contado con inversores externos y mentores y debo decir que es muy gratificante que alguien te diga “creo en ti, toma mi pasta”, así que te animo a que consideres esta opción dentro de las posibilidades de financiación del estudio. Lógicamente, los Business Angels te pedirán un informe pormenorizado del estudio, el proyecto, el crecimiento a varios años vista, el equipo y todos los detalles que puedas imaginar (y los que no también), por lo que estate preparado para crear y definir perfectamente vuestro Plan de Empresa, Plan de Marketing, estudios de mercado, análisis de situación y todo lo que pueda ayudar al inversor a ver más clara su apuesta por tu estudio. La mayoría de inversores apenas conocen el sector más allá del Candy Crush, así que debes ser capaz de explicar tu proyecto y basarlo en hechos y datos como para que alguien quiera poner dinero para que puedas seguir adelanta con el desarrollo, así de fácil.

Publishers

Sé lo que me vas a decir… ¿Cómo se va a interesar Ubisoft por mi videojuego? Pues te sorprendería la cantidad de veces que los grandes estudios buscan una nueva línea que haga evolucionar un género, alguna idea rompedora o sencillamente nuevas posibilidades dentro de un mercado emergente. Nunca se sabe si puedes estar desarrollando el próximo bombazo de la compañía, así que siempre animo a los desarrolladores a que prueben suerte con los grandes publishers. Obviamente, si decides acercarte a ellos tendrás que llevar el título avanzado con toda la documentación necesaria sobre el juego y, a ser posible, una demo jugable de manera que puedan hacerse una idea lo más realista posible de lo que les propones.

Además de los que todos conocemos por los grandes lanzamientos anuales, en el mundo hay muchos publishers especializados en el género de tu juego y grandes estudios que están apostando por nuevos talentos en la industria, por lo que siempre van a ser una buena opción a considerar y no debería date ningún miedo presentarlo a cualquier compañía. Al fin y al cabo estás orgulloso de lo que estás haciendo, ¿no?

Creo que con este breve repaso a las principales opciones de financiación es más que suficiente para que te hagas una idea de la cantidad de posibilidades que pueden existir. Lo que quiero que te quede claro es que no todo se reduce a un “no tengo pasta = no puedo desarrollar mi juego”; siempre hay una opción para quien sabe buscar. También puedes atracar bancos, liarte con algún famosete o secuestrar a un futbolista, aunque te aconsejo que dejes ese tipo de opciones para el final… ;)

Confío en que la información te haya servido para abrir un poco los ojos y pensar que siempre es posible encontrar una vía económica para tu estudio. Habrá cosas que no dependan de ti, como siempre, pero al menos lo que esté en tu mano que sea el resultado de un trabajo bien hecho y una planificación adecuada a lo que esperas conseguir. Por descontado, te agradecería que compartieras con nosotros cualquier idea, sugerencia o experiencia que hayas tenido al respecto ya que estarás ayudando a nuevos desarrolladores con los detalles que puedas aportar, así que empieza sumando y, por supuesto, que tengas unas felices fiestas y que 2016 esté lleno de todas esas cositas que mereces.