James Armstrong analiza lo mejor y lo peor de sus 20 años al frente de PlayStation

James Armstrong despedida

El pasado 18 de noviembre la noticia corrió como la pólvora por las redacciones de los medios especializados. James Armstrong, vicepresidente de senior del sur de Europa y consejero delegado para España y Portugal de Sony Computer Entertainment se retira de su cargo. El hombre fuerte de PlayStation en nuestro país desde su desembarco en 1995 abandona Sony, pero antes quiso reunirse con la prensa para agradecerle su apoyo a la legendaria consola gris y sus sucesoras a lo largo de estos 20 años. “Quizás la razón más importante de por qué PlayStation sea una marca tan conocida es gracias a la prensa. Por supuesto el producto es muy bueno, pero creo que la prensa es la que nos ha dado un empuje adicional y ha hecho que PlayStation sea muy superior en este mercado. Por eso quiero transmitirles mi gratitud y la gratitud de la compañía.

Ante todo, Armstrong quiso acallar cualquier rumor sobre una retirada total de la industria del videojuego. “Me retiro de Sony, pero no del mundo, de trabajar. Quiero dedicar más tiempo a mi familia, que me necesita. He dedicado mucho tiempo a este trabajo, a Sony, a la industria, y quizás poco a la familia, que es importante. Me gustaría trabajar, pero no mucho, lo suficiente para estar contento, para estar activo, para no perder la capacidad intelectual. Me voy de mutuo acuerdo con la compañía, que se ha comportado muy bien conmigo. Me ha facilitado que me pueda retirar bien y quiero agradecérselo. Y ahora quiero buscar un mundo fuera de PlayStation, porque es básicamente el mundo que conozco y me gustaría conocer otras cosas, otras experiencias.

"Durante algunos años fuimos el mercado más importante de Europa, solo por detrás de Estados Unidos y Japón."

Armstrong fue brutalmente sincero a la hora de hablar de sus más de 20 años al frente de PlayStation España, dos décadas repletas de buenos momentos y otros menos felices, sobre todo cuando la crisis económica empezó a golpear a nuestro país. “Me voy en un momento muy bueno para PlayStation y también para la industria en España. Como sabéis tuvimos un gran éxito con PS One y PlayStation 2. Y tuvimos un buen lanzamiento de PlayStation 3, aunque era una máquina mucho más difícil que la 1, la 2 o la 4. Y entonces llegó la crisis económica, que ha afectado mucho al mundo del gamer […]. La crisis ha afectado mucho a la gente joven […] y ha hecho mucho daño a este mercado. Durante algunos años fuimos el mercado más importante de Europa, solo por detrás de Estados Unidos y Japón. Hubo años en los que fuimos incluso más grandes que Reino Unido, mucho más grandes que Alemania y Francia. Pero la crisis nos hizo mucho daño, nos afectó mucho. Nuestro mercado decreció muchísimo. De vender más de un millón de PlayStation y PlayStation 2 (al año), con PlayStation 3 llegamos a vender algunos años 400 y pico mil máquinas. Una caída enorme. Pero gracias a que la economía está algo mejor, el sector del gaming está mejorando […]. Este año vamos a terminar con unas cifras de ventas muy buenas, muy interesantes, muy por encima del año pasado, muy por encima del presupuesto. Y las perspectivas que tenemos para el año que viene son aún mejores, con lo cual yo creo que el año que viene PlayStation 4 va a estar aproximándose a las cifras que hacíamos con PlayStation y PlayStation 2. Y eso es bueno para la industria, para todos nosotros, para vosotros y para mí también, porque yo también quiero quedarme un poco en el mundo del juego, el mundo del desarrollo y me voy en una época que creo que doy una buena noticia porque el mercado se recupera, y eso es muy positivo. Porque va a suponer más puestos de trabajo en este país y permitirá que haya más desarrollo local.”

James Armstrong despedida 2
James Armstrong se despidió de la prensa tras estar al frente de PlayStation España durante más de 20 años.

“El valor de la marca es fundamental. Una de las razones de la buena marcha de PlayStation es porque la marca vale mucho […]. España es el segundo país donde mayor valor tiene la marca, el primero es Portugal [...]. Durante estos años de crisis hemos invertido en marketing, en comunicación, en PR…y ahora que salimos de la crisis estamos cogiendo esa ventaja, el resultado de esa inversión, lo que nos ha permitido conseguir que muchos de los consumidores, de los gamers, que tenían una PS3 compren una PS4. Tenemos datos muy positivos para el futuro. Por ejemplo sobre los grandes lanzamientos de los third parties, como FIFA o Call of Duty. Si el año pasado vendían bastantes más juegos de PS3 que de PS4, este año se está vendiendo muchísimo más los títulos de PS4 que de PS3. ¿Qué significa esto? Significa que muchos consumidores que tienen una PS3 no han comprado el juego en PS3 porque van a comprar una PlayStation 4, por lo cual sabemos que el futuro va a ser muy positivo.”

"Empezamos de una manera de muy humilde. El primer año, cuando lanzamos la primera PlayStation, vendimos 17.000 máquinas."

A pesar del éxito conseguido, Armstrong no olvida los modestos inicios de PlayStation en nuestro país. “Empezamos de una manera de muy humilde. El primer año, cuando lanzamos la primera PlayStation, vendimos 17.000 máquinas. La semana pasada, solo durante ese semana, hemos vendido 18.000 PlayStation 4. Y calculamos que para el Black Friday venderemos 35.000 máquinas. Eso puede daros una idea del cómo fue el origen de PlayStation y dónde estamos ahora.

Tampoco quiso olvidarse del desarrollo local, una de sus grandes obsesiones al frente de PlayStation España, impulsando el desarrollo de juegos en España desde los tiempos de la PSP. “Me gustaría agradecer a la prensa todo el apoyo que nos ha dado con todo el tema del desarrollo en España. Siempre he pensado que el mercado español se ha portado muy bien con esta compañía. Hemos tenido mucho éxito con la marca y las consolas que hemos vendido, y a cambio teníamos que hacer una inversión en este país. Creo que esto era muy importante, y por eso entramos en el mundo del desarrollo. Hemos desarrollado en España más de 20 juegos, y creo que llegamos a convertirnos en el desarrollador más grande de este país […]. Creo, honestamente, que hay que invertir más en España, que las compañías deberían invertir más en este país. Es un mercado importante y hay que invertir más en el desarrollo y hay que hacer todo lo posible para que la industria crezca. Porque esto no es solamente positivo para la economía, es positivo para la creación de empleo, para la cultura…Me gustaría haber hecho mucho más por el desarrollo local. Y una de las cosas que quiero hacer, si puedo, es seguir metido en ese mundo. Creo que España tiene grandes ingenieros. Me gustaría ver muchos más productos españoles, y que tuvieran mucho éxito en el resto del mundo […]. Vender un juego en el mundo entero es difícil, porque primero uno tiene que invertir mucho dinero en el desarrollo, porque tiene que ser de una calidad fantástica, ofrecer una experiencia estupenda al consumidor. Y También hay que invertir muchísimo dinero en la distribución. Aquí hablo con 5 o 6 personas en España y tenemos distribución, pero conseguir distribución en América, en Canadá o en Japón, o en Alemania es complicado. Y ahí es donde creo que tenemos que trabajar más desde España […]”

"Creo, honestamente, que hay que invertir más en España, que las compañías deberían invertir más en este país."

A la hora de recordar lo mejor y lo peor de estos 20 años al frente de PlayStation, Armstrong lo tiene claro: “El peor momento que he vivido fue en septiembre de 2008. Tuvimos un agosto muy bueno, vendimos muy bien PlayStation 3 y teníamos unas perspectivas, creo, de vender ese año 800.000 PS3. Regresamos de vacaciones y nos encontramos los primeros días de Septiembre con que las ventas cayeron a 2.000 o 3.000 esa primera semana […]. Ese año fue el comienzo de la crisis financiera y fue un desastre. Tuve que viajar a mi compañía a finales de septiembre, a finales de octubre, a finales de noviembre, a finales de diciembre, reduciendo el presupuesto cada mes casi en 100.000 unidades. Fue una época francamente dura […]. Ese año creo que en lugar de vender 800.000 llegamos a vender 450.000. El momento más feliz lo he vivido en los últimos meses. Cada mes hemos vendido más y la cosa marcha muy bien. Hicimos un buen lanzamiento de PlayStation 4 hace dos años, y eso que era difícil porque la economía seguía bastante cruda. Y después hemos tenido mucho éxito con las políticas que hemos llevado a cabo. Buena comunicación y buenas promociones con nuestros retailers, a los que también debo agradecer mucho. Creo que este país tiene la mejor distribución que hay en Europa, y debemos estar orgullosos de ello […]. Otra cosa que también quería dejar muy claro es que estoy muy orgulloso de mi equipo, que sin duda es el mejor que hay en cualquiera de los territorios de Sony. Esto me ha ayudado mucho […]. Ha sido una de las razones por las que hemos tenido tanto éxito en este país.”

James Armstrong llegó a PlayStation desde la división de cine de Sony, un cambio bastante radical, como recordó para nosotros: “El señor que me dio la oportunidad de entrar en el mundo de los videojuegos se llamaba Chris Deering. Era mi jefe en Sony Pictures. Tuvo una mala época en el mundo del cine y desde Japón le dieron la posibilidad de ser presidente de la compañía que iban a formar para llevar PlayStation en Europa. Me llamó y me dijo “James, ¿Por qué no llevas tú la distribución de PlayStation en España?” Y yo respondí que sí, encantado. Me nombraron Consejero Delegado y pude montar un pequeño equipo. Pues este señor, que lleva tanto en el mundo de los videojuegos, al recibir ayer el comunicado sobre mi retiro me contestó para ofrecerme la distribución en España de una película que está produciendo. Hay grandes diferencias entre cine y videojuego. Personalmente me gusta más el mundo del videojuego. Es mucho más avanzado a nivel tecnológico, es cultura, es entretenimiento. En cambio el mundo del cine no está tan evolucionado en cuanto a tecnología. Personalmente opino que si la industria del cine no va mejor de lo que va hoy en día es porque no ha estado a la altura de la tecnología. Hoy en día las películas se estrenan todavía en los cines, y tres o cuatro meses más tarde se distribuyen por internet. ¿Qué pasaría si el gran estreno de este viernes llegara a los cines pero al mismo tiempo fuera posible descargarla por un precio de, no sé, 19 euros, por ejemplo. Creo que habría millones de personas que comprarían esa película […]

A pesar de todo, hay aspectos de la industria del cine que Armstrong sigue admirando frente a la industria del videojuego, en particular en lo referente a una queja que ya compartió con nuestra compañera Sonia Herranz 20 años atrás, antes del lanzamiento de la primera PlayStation: “A pesar de los grandes profesionales que trabajan en este sector es increíble que nunca se pueda decir cuándo se va a lanzar un videojuego. En el mundo del cine se produce una película y se dice “esta película la vamos a estrenar el 7 de septiembre, en España el 8, y en otro lugar el 5”. Y así sucede, efectivamente. Pero en el mundo del videojuego, quitando títulos como FIFA, que tienen que salir por el arranque de la temporada de fútbol, nunca se sabe cuándo van a salir los juegos. Y los nuestros igual.“

"PS Vita no ha funcionado bien porque ha tenido mucha competencia de los móviles, creo que el precio fue un poco alto, y la compañía no tuvo la visión de desarrollar suficiente contenido para defender la máquina"

Una sinceridad que se extendió a la hora de hablar de PS Vita. “El caso de PS Vita ha sido muy amargo para mí, personalmente. Porque las plataformas portátiles siempre han funcionado muy bien en España. Nuestro mercado fue uno en los que mejor funcionó PSP. Naturalmente en América vendieron más, pero creo recordar que vendimos más que Reino Unido. (PS Vita) No ha funcionado bien porque ha tenido mucha competencia de los móviles, creo que el precio fue un poco alto, y la compañía no tuvo la visión de desarrollar suficiente contenido para defender la máquina. Para mi es triste. Hasta hace muy poco estábamos vendiendo, sin hacer absolutamente nada, más de 1.000 unidades todas las semanas, pero en otros países no ha funcionado tan bien.”

Por último, Armstrong quiso dedicar unas palabras al futuro de la compañía, encarnado en PlayStation VR: “Creo que VR va a ser el comienzo de una nueva experiencia. Va a ser como la primera PlayStation, una cosa chiquitita que va ir creciendo. No va a ser un lanzamiento como PlayStation 4. Porque la tecnología va ir mejorando, al igual que los contenidos. Va a ser una apuesta muy importante y va a tener éxito. Pero va a ir creciendo con la tecnología […]. Creo que a medio plazo va a tener mucho éxito porque el futuro va a ir por ahí. Jugar un juego en una pantalla está muy bien, pero meterte dentro del juego como puedes hacer con PlayStation VR es una experiencia distinta.”