La opinión de
utad

Juan “Juancho” Carrillo (U-tad): Viaje al centro del Game Design

U-tad Diarios de Desarrollo Juancho Carrillo

Lo más complicado de escribir un artículo sobre Game Design es tener que explicar cada vez qué es un game designer. De las tres ramas principales del desarrollo de videojuegos (arte, programación y diseño), sin duda es la más desconocida a pesar de que cada año veo como nuestra disciplina gana más visibilidad. Se hace más popular gracias a una mezcla de game designers que tienen eco en la industria, la demanda creciente de profesionales y la proliferación de iniciativas de formación en videojuegos, como el Master de Game Design que impartimos en U-tad, y del que soy co-director.

La responsabilidad principal de un game designer es crear, mantener, implementar y comunicar la visión del juego. Se parte desde las sensaciones o experiencias de jugabilidad que se quieren transmitir al usuario, pasando por el diseño de mecánicas de juego para conseguirlo, hasta la implementación concreta de todos sus elementos. Es un proceso complejo que va desde lo general hasta lo específico, en un proceso iterativo que no tiene fin. Bueno, sí que lo tiene en realidad: ¡la fecha de salida del videojuego! Pero aún así, siempre se sigue refinando, iterando, mejorando. Es la eterna lucha entre la perfección y la publicación. ¿Cuándo está listo el juego?

U-tad Diarios de Desarrollo Juancho Carrillo
Juan Carrillo es Lead Game Designer en Gameloft y Co-director del Master en Game Design en U-tad.

En U-tad tenemos un enfoque orientado totalmente hacia el mundo profesional. Intentamos que todo lo aprendido sea útil en un entorno empresarial real. Preparamos game designers para desenvolverse en un departamento de diseño de una empresa de desarrollo de juegos. Enseñamos reglas y patrones por encima de herramientas. Es la forma de que el conocimiento perdure.

Para crear un videojuego hay que hacer un viaje desde lo general hasta lo específico, poniéndote en la piel del jugador. Es necesario conocer los elementos de los que se compone un videojuego. Por eso es necesario diseccionar el gameplay de los juegos con un análisis atómico. Hay que comprender todas las piezas. Es en ese momento cuando el diseñador puede empezar a construir, puede empezar a armar mecánicas de juego con todos los ingredientes.

Cuanto más se viaja hacia lo concreto, es inevitable que la visión de juego se separe de la idea inicial. Por eso hay que mantener la visión. Supone iterar y preguntarse en cada momento si el juego es coherente y divertido. Cuanto más avanza el desarrollo de un juego, más riesgo hay de perder esa visión.

U-tad Diarios de Desarrollo Juancho Carrillo
"La responsabilidad principal de un game designer es crear, mantener, implementar y comunicar la visión del juego"

No todo queda en el mundo de las ideas. Hay que remangarse e implementar la jugabilidad. Hay muchos campos en los que hacer esto. Puede ser desde el diseño de niveles, la redacción de diálogos o la parametrización necesaria para el equilibrio del juego. Un videojuego es un híbrido entre tecnología y arte, y el game designer está justo en el medio de esos dos mundos.

Por último, hay que comunicar. Es la piedra angular de todo el proceso y la más importante. Los game designers son el pegamento que unen todos los departamentos. Si un artista no sabe qué tiene que plasmar, es un problema de comunicación. Si un programador no sabe por qué tiene que implementar una funcionalidad, ocurre lo mismo. Por eso es tan importante documentar la jugabilidad, los famosos documentos de diseño o GDDs (Game Design Documents). En U-tad enseñamos a los game designer a hablar el idioma de todos los integrantes de un equipo: artistas, programadores, productores, músicos… Hay que ser multidisciplinar, adaptarse, estar preparado para un entorno en constante cambio. Elegir embarcarse en el viaje del diseño de juegos es realizarse la misma pregunta una y otra vez cada día. ¿Es mejor el juego con esta decisión? ¿Tienes la respuesta?