El juego de PS4 que hará sonreír a niños con parálisis cerebral

Juan José Helping

Los videojuegos son viajes inolvidables en algunos casos, fantasías épicas y, en definitiva, experiencias únicas en muchos casos que nos deleitan y entretienen durante horas. Sin embargo, no todo el mundo tiene la suerte de poder disfrutar de todos los videojuegos por diversos factores. Uno de esos factores es la parálisis cerebral, un trastorno que afecta a 2,5 de cada 1.000 nacimientos y es, por tanto, la primera causa de invalidez en la infancia.

Disfrutar de los videojuegos es un ‘lujo’ para cientos de niños que padecen parálisis cerebral y se convertirá en algo posible gracias al trabajo de emprendedores como Juan José González López-Huertas. Juan José es de sobra conocido en la industria española del videojuego debido a su puesto de director de marketing en compañías tan grandes como Electronic Arts o Microsoft Ibérica y el equipo de Xbox España. Sin embargo, pese a esa posición ‘acomodada’, Juan José no se sentía completo y decidió forjar una organización llamada Helping.

Helping es una agencia de marketing solidario que fue galardonada por parte de la Fundación Obra Social La Caixa el pasado 21 de abril dentro del ámbito de la inserción de personas con discapacidad (entre otros impactos sociales). Helping recibió una suma de 25.000€ que ha destinado al desarrollo de un videojuego para divertir y mejorar las capacidades físicas de niños afectados por parálisis cerebral.

Este videojuego, que aún no tiene nombre, llamó la atención de PlayStation España y se ha convertido en uno de los nuevos proyectos bajo el manto de PS Talents, la estrategia global de Sony Computer Entertainment España con la que la compañía busca apoya el desarrollo de videojuegos en nuestro país. Para qué negarlo, el proyecto es precioso y el principal objetivo es divertir a los afectados por parálisis cerebral y que pasen un buen rato, además de ayudarles a mejorar su condición, gracias a PS4 y PS Camera ya que, el videojuego constará de minijuegos que incentivarán al jugador a volar extendiendo los brazos, golpear un balón o evitar lava que expulse un volcán.

Utilizar los grupos musculares grandes ayuda a los pacientes a aumentar el rango de movimiento que son capaces de realizar, evitando patrones y malos hábitos, algo que explica Ignacio García, Director Técnico del Centro de Terapia Neurológica Monte del Pilar:

‘’Ellos utilizan unas posturas que son muy repetitivas y que son, en realidad, el enemigo porque, de repetir tanto esa postura ocurren deformidades, acortamientos musculares, dolores crónicos y es lo que hay que evitar. Lo que intentamos es adecuar el juego a las personas con parálisis cerebral de forma que ellos puedan sustituir ese movimiento fino que causa los patrones patológicos por un movimiento grueso utilizando movimientos de grupos musculares más grandes como el tronco o la cabeza que son mucho menos perjudiciales.’’

Sin embargo, no todo iba a ser la opinión de los expertos. Los padres también tienen que decir algo en este asunto. El padre de uno de los pacientes del centro Monte del Pilar declara que ‘’lo importante es que que se diviertan, que se sientan satisfechos, que se sientan bien’’, algo con lo que coincide David Suárez, Manager de Producción de Koth Studios, quienes están desarrollando el videojuego. David asegura que ‘’lo que nos proponemos es huir de terapias, simplemente queremos adaptar un juego de PS4, unos juegos clásicos de toda la vida, con movimientos para que a chicos afectados por parálisis cerebral les sean fáciles para que disfruten como cualquier otra persona.’’

El principal objetivo del videojuego es divertir a la vez que fomenta la motricidad gruesa de los niños.

Se espera que el videojuego llegue a las tiendas de todo el mundo (tanto en inglés como en español) en marzo del 2016 como juego del programa PlayStation Alianzas. Como declara Roberto Yeste, New Developer Manager de PlayStation España, es posiblemente el juego que más ilusión hace a PlayStation. Esperemos que se lance con éxito y ayude a mejorar la vida de miles de afectados por la parálisis cerebral y que, sobre todo, los divierta.