U-tad Diarios de Desarrollo Rockstar Miken Rincón
Reportaje

Mikel García Rincón: del Master de U-tad a engrosar las filas de Rockstar

Por Bruno Sol
-

Mikel García RIncón nació en Bilbao en 1992. Estudió Física en la UPV y posteriormente cursó el Master de Programación de videojuegos en U-tad, donde formaría parte del equipo responsable de Rollin’ BOB, galardonado como el Juego Más Innovador en la 2º Edición de los Premios PlayStation. El desarrollo del juego sigue adelante aunque sin Mikel, ya que desde el pasado febrero forma parte de la plantilla de Rockstar Games. ¿Cómo acaba uno engrosando las filas de los creadores de GTA? ¿Hasta qué punto son útiles las lecciones aprendidas al desarrollar un videojuego dentro del Master? Para encontrar las respuestas a estas y otras preguntas, y saber cómo se afronta el desafío de trabajar fuera de España, hemos entrevistado a este bilbaíno cuyo nombre ya está ligado a uno de los más prestigiosos estudios de desarrollo del planeta.

¿Qué lleva a una persona que ha estudiado Física a dedicarse a los videojuegos?

Uno de los factores más importantes fue la pasión por los videojuegos, que creo que es algo que tenemos en común todos los que nos dedicamos a esto. En el caso particular de un estudiante de física puede parecer que es un cambio muy brusco de dirección, pero la realidad es que hay al menos un equipo de física en casi todas las empresas grandes y la física es cada vez mas importante en el mundo de los videojuegos.

¿Qué te motivó a la hora de abandonar Bilbao para matricularte en el Master de Programación de U-tad?

Principalmente que no había ningún sitio cerca de casa en el que pudiera estudiar para ser programador de videojuegos, así que me tocó ponerme a mirar en el resto del país, y después de comparar las opciones que había acabé en la U-tad. La verdad es que ahora, mirando atrás, me alegro de que no hubiera nada cerca de casa, porque sino no me habría conformado con lo que mas cerca estuviera en vez de buscar lo mejor.

U-tad Diarios de Desarrollo Mikel Rincón Premios PlayStation
Mikel, rodilla en tierra, junto a sus compañeros de Moon Factory el día en el que recibieron el galardón al Juego Más Innovador en la 2ª Edición de los Premios PlayStation.

Formaste parte del equipo que creó Rollin’ BOB. ¿Qué papel ha tenido el juego en tu fichaje por Rockstar? Ir con un juego para el brazo supongo que supondría una ventaja sobre otros aspirantes…

En el mundo de los videojuegos los juegos que has hecho son tu carta de presentación, es lo primero que van a mirar en cualquier compañía. En ese sentido, yo diría que tener un juego es uno de los factores mas importantes para que te tengan en cuenta. Demuestra que has dedicado tiempo a los videojuegos, que tienes una cierta experiencia y la calidad de las cosas que haces. Por todo eso yo creo que el haber hecho un juego de calidad como Rollin’ BOB ha jugado un papel muy importante.

¿Cómo contactaste con Rockstar?

Después de terminar el Master me puse a buscar ofertas de trabajo por Internet y, entre otras cosas, miré en las páginas web de todas las compañías importantes de videojuegos que conocía. En la página de Rockstar vi una oferta de programador de física junior, que era exactamente lo que yo estaba buscando. Tuve mis dudas sobre si tendría alguna posibilidad real, pero sabia que no iba a conseguir nada si no lo intentaba, así que les mande el CV. Me contactaron al cabo de una semana y en cosa de un mes ya había completado el proceso de entrevistas. Al terminar con las entrevistas me invitaron a Edimburgo a conocer al equipo y hablar sobre el puesto de trabajo en persona, y la verdad es que fue una experiencia muy agradable. Después me ayudaron a mudarme a Edimburgo y, en menos dos meses, ¡ya era parte del equipo de física!

Una de las virtudes del Master es que simula un entorno profesional en el que se debe dar salida a un proyecto real, trabajando con gente de diferentes áreas. ¿Te está sirviendo esa experiencia en tu trabajo?

Me esta ayudando mucho. Esa experiencia me sirvió sobretodo para cambiar mi actitud, para aprender a comportarme mas como un profesional e interactuar con los compañeros en un equipo multidisciplinar. Todas estas cosas son imprescindibles en cualquier equipo de desarrollo y estoy muy contento de haberlas aprendido durante mi época como estudiante.

¿Sigues en contacto con los profesores de U-tad y tus antiguos compañeros?

Intento seguir en contacto con ellos, aunque vivir en otro país complica un poco las cosas. La realidad es que tanto mis profesores como mis compañeros jugaron un papel muy importante en mi desarrollo como profesional y por ello les estoy muy agradecido, así que espero seguir en contacto con ellos muchos años.

¿Qué consejos le darías a alguien que esté pensando trabajar fuera de España?

Antes he hablado de como creo que conformarse con lo que tienes cerca habría sido un error, creo que muchas veces tendemos a quedarnos en nuestra zona de confort y hay muchas cosas ahí fuera que no estamos perdiendo. Así que quiero empezar por animar a todos aquellos que estén pensando en trabajar fuera de España a intentarlo. Una vez allí la clave es tomárselo con perspectiva, al principio parece que no te enteras de nada con las barreras culturales y el idioma, pero poco a poco vas conociendo mas gente y mejorando con el idioma.

¿Y a todos aquellos que sueñan con dedicarse profesionalmente a esto?

Dos consejos. El primero, que se preparen para trabajar duro. El mundo de los videojuegos es muy exigente, y requiere mucho trabajo y dedicación. La parte buena es que esa dedicación se ve recompensada, todo el esfuerzo que pones al hacer un juego se ve reflejado en la calidad del juego y eso es muy gratificante. El Segundo, que se preparen para trabajar en equipo. Muy pocas personas han hecho un videojuego de calidad solas, necesitas gente de muy diversas disciplinas colaborando y es muy importante valorar a todas esas personas.