Nachobeard nos presenta Cerulean Moon

Cerulean Moon de Nachobeard

La primera vez que vimos en acción Cerulean Moon, no pudimos evitar acordarnos de la célebre fase de bonus del primer Sonic The Hedgehog y la recreativa de Taito que la había inspirado: Cameltry. Al igual que en estos dos clásicos, el juego de Nachobeard nos propone controlar el escenario, no al personaje, en un arcade de plataformas que entusiasmó a grandes y pequeños durante la pasada Madrid Games Week. La gente se acercaba intrigada por el peculiar mando del juego, confeccionado en madera y compuesto únicamente de una rueda que giraba, al estilo del mítico Breakout. Su programador tuvo el detalle de sentarse con nosotros para hablarnos de los planes del estudio y la mecánica del juego...

Un juego de plataformas en el que no hay botón de salto”. Así define Nacho a su criatura, diseñada en origen para pantallas táctiles aunque también puede disfrutarse con el mando de una PS4, un ratón o el peculiar mando con rueda que presentaron en la MGW, como queda patente en el siguiente vídeo:

Sencillo, directo y tremendamente divertido, Cerulean Moon despliega unos gráficos encantadores que parecen rescatados de la edad dorada de los salones recreativos. Ha sido desarrollado por un equipo de tres personas. Nacho se encargó de la programación, Anaïs del diseño y Clairvoire de la animación.

Aunque aún no tiene una fecha de lanzamiento definida, Nachobeard tiene planes de lanzarlo el próximo año en Steam, dispositivos iOS y Android e incluso PlayStation 4, donde haría uso del panel táctil de DualShock 4.

Cerulean Moon
En Cerulean Moon el jugador mueve el escenario en lugar de al protagonista.

Si queréis saber más sobre Cerulean Moon, echad un vistazo a su web de prensa, donde podréis enlazar a algunas de las menciones que ha recibido en medios internacionales tan prestigiosos como Pocket Gamer o Siliconera.