PGS, el PC gaming que parece una portátil, ya está en Kickstarter

PGS Hardcore

24 horas han sido suficientes para financiar en Kickstarter uno de los proyectos para 'gamers' más innovadores y prometedores de los últimos tiempos. Portable Gaming System, o PGS, es una consola portátil con Android y Windows 10 de la que os hablamos hace unos meses y que tiene una pinta absolutamente brutal.

PGS es un híbrido entre teléfono móvil y Nintendo 3DS con la peculiaridad de que en su interior esconde una poderosa CPU de muy bajo consumo que, según el fabricante, nos permitirá jugar a todos los juegos que existen actualmente en PC y, por supuesto, en Steam. La compañía PGS Labs acaba de lanzar la campaña en Kickstarter, a la que podéis acceder desde este enlace.

El chip Atom X7 Z8750 unido a la GPU Intel HD Graphics de 600 MHz 4 4GB de memoria RAM LPDDR3 a 1.600 MHz (8 GB en el modelo Hardcore) nos permitirán jugar a juegos como Devil May Cry, Dark Souls o Mirror's Edge (que no consume precisamente pocos recursos) en HD y calidad de gráficos a nivel medio. PSG Labs ha compartido la siguiente imagen que nos permite ver la tasa de frame-rate de algunos de los juegos que han 'testeado' con Portable Gaming System:

Rendimiento de PGS con diferentes juegos
Así rinden diferentes juegos en calidad 720p en PGS.

Como ya os contamos, habrá dos modelos de PGS, uno llamado Lite y otro Hardcore. Ambos modelos compartirán CPU, GPU y RAM para asegurar una experiencia idéntica en cuanto a nivel de usuario pero, mientras que la pantalla de la versión Lite tiene una resolución 720p, el modelo Hardcore soporta resoluciones 1440p, además de aumentar la capacidad de la batería, que promete poder ofrecer hasta 5 horas con juegos triple A de Steam, lo que no está nada mal.

Diferencias técnicas de PGS
Diferencias técnicas entre los modelos Lite y Hardcore de PGS.

Como ya sabéis, PGS tendrá un inicio dual que nos permitirá elegir entre utilizar Windows 10 full, completo, o Android 6 Marshmallow. Esto es una gran ventaja, ya que tendremos dos dispositivos en uno porque PGS soportará todas las características de Windows 10 y de Android 6, permitiendo, por ejemplo, jugar en casa a esos juegos llamados Time-Killers cuando no tenemos nada mejor que hacer o disfrutar en el tren de, por ejemplo, partidas al triple A de turno que acabamos de comprar en Steam.

Además, al tener Windows 10, en casa podremos utilizar PGS para hacer streaming tanto de Xbox One, con su Xbox App, como de PS4, con su aplicación correspondiente, de la cual os mostramos hace un tiempo su funcionamiento en vídeo.

Algo muy llamativo es la pantalla inferior que se comportará de diversas maneras, como hacer las funciones de un trackpad para jugar a títulos de estrategia como Starcraft, convertirse en teclado virtual para twitear algo o funcionar como pantalla auxiliar.

PGS, diferentes usos de la pantalla auxiliar
Ratón, teclado o pantalla auxiliar. Así se comportará la pantalla inferior de PGS según lo que necesitemos.

Los acabados serán en plástico y aluminio y las pantallas tendrán certificación de protección Gorilla Glass, lo que siempre es una garantía. 

Si os llama la atención esta PGS o Portable Gaming System, debéis saber que se pondrá a la venta en marzo del 2017 en todo el mundo, ya que la compañía ha cumplido en menos de 24 horas el objetivo de 100.000 dólares en Kickstarter. Sin embargo, si sois de los que no os podéis esperar a tener una, si apoyáis el proyecto podréis conseguir vuestra PGS antes que nadie. Si donáis 230 dólares recibiréis una Portable Gaming System Lite y si donáis 260 dólares (la mejor opción) tendréis el modelo Hardcore antes que nadie.

Quedan aún 28 días de campaña en Kickstarter y, con el objetivo cumplido, sólo queda ver si la compañía conseguirá los diferentes objetivos que permitan mejorar más aún la máquina, como el regulador de calidad de cada juego de forma automática, las llamadas desde Windows 10, los diferentes colores o la posibilidad de 'overclockear' la CPU.

Parece un cacharro 'geek' de lo más interesante, y en esta ocasión parece que no se convertirá en una OUYA, ya que las posibilidades parecen ilimitadas. De momento, y para ir creando más 'hype', os dejamos un vídeo de uno de los prototipos de PGS: