Pokémon GO: algoritmos y big data, tendencias según U-tad

Pokémon GO

Pokémon GO ha sido y es todo un fenómeno global, no solo en el sector de los videojuegos, sino a nivel social. Desde su lanzamiento en distintos países, no ha habido día que no se haya hablado del juego desarrollado por Niantic Labs por una u otra razón, favoreciendo su viralidad y su descarga para dispositivos móviles iOS y Android. Pokémon GO es una vuelta de tuerca a la saga tradicional Pokémon, apostando por el mercado móvil con un videojuego que combina realidad aumentada y geolocalización. El éxito de Pokémon GO con sus elementos diferenciales a lo visto hasta ahora lo convierten en una tendencia a tener en cuenta para futuros proyectos de videojuegos que quieran seguir su fórmula.

U-tad, Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, ha desgranado los factores de Pokémon GO que pueden ser una tendencia para futuros videojuegos. En primer lugar, la ubicación del usuario y la integración con su entorno es una de las principales singularidades de Pokémon GO. Ahí entra en juego el algoritmo de la aplicación, encargada de repartir los diferentes Pokémon por todo el mundo, así como los gimnasios. Para ello, los creadores de Pokémon GO desarrollaron un sistema que cruza millones de datos referentes al clima, la vegetación, el tipo de suelo y el entorno del jugador con su posición. De esta manera, es más probable que un Squirtle u otra criatura de tipo agua te aparezca más cerca de un lago o la playa. Según Enrique Morales, coordinador del Grado de Desarrollo de Productos Interactivos de U-tad: “Estos algoritmos, con el tiempo, abrirán una nueva era en los videojuegos. Los algoritmos cambiarán el árbol de toma de decisiones y que, simplemente, no existan casi nunca dos partidas iguales".

Enrique Morales se refiere a los elementos procedurales. Es decir, algoritmos que reacciones automática, sin un esquema previo, a las decisiones del jugador creando escenarios, diálogos, mundos, personajes, etcétera. Por ello, los conocimientos de algoritmia serán cada vez más importantes en la programación de videojuegos. Para ello, hace referencia al próximo estreno de No Man's Sky, que verá la luz este año y que podría suponer un punto de inflexión en esta materia. El juego genera millones de planetas por explorar de manera procedural.

En segundo lugar, Pokémon GO se ha posicionado como una valiosa fuente de datos. Los tiempos medios de uso de la app se han disparado hasta superar a WhatsApp. “La propia dinámica del juego, sin notificaciones ni alertas, incita a pasar tiempo activo”, analiza Morales. Todo esto se traduce en una serie de datos acerca de usos, rutinas, costumbres y millones de usuarios que se involucran dentro del fenómeno del Big Data. “Estos juegos van a requerir que los estudios de videojuegos cuenten con ingenieros y especialistas capaces de manejar grandes volúmenes de datos en tiempo real”, afirma Francisco Javier Soler, director académico del Área de Interactivos en U-tad.

Por último, U-tad, Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital es el primer centro universitario especializado 100% en la formación en todas grandes áreas asociadas a la cadena de valor de la economía digital: Ingeniería, Realidad Virtual, Diseño Visual, Animación, Diseño de Productos Interactivos y Videojuegos así como la Dirección Internacional de Empresas Tecnológicas. Su campus se encuentra en Las Rozas (Madrid).

Fuente | Web oficial