Portable Gaming System cancelada y polémica por el Kickstarter

PGS ha sido cancelada

300.000 dólares en tan solo 5 días. Esa ingente cantidad de dinero consiguió PGS Labs en el Kickstarter (donde pedían 100.000 dólares para construir la máquina ) de PGS, o Portable Gaming System antes de que se desatara la polémica y hayan tenido que cancelar la campaña de financiación, o recaudación. A tan solo 10 días de que terminara el periodo de financiación colectiva, la compañía había reunido la nada desdeñable cifra de 340.000 dólares, algo asombroso. Sin embargo, como os contamos hace unos días, la polémica se desató y se han visto obligados a cancelar el Kickstarter. Pero vayamos paso a paso.

PGS Cancelada 2

¿Qué era PGS?

Hace unos meses os contamos que la compañía PGS Labs estaba interesada en iniciar una campaña de financiación colectiva para crear una máquina portátil con doble pantalla capaz de correr Windows 10 y Android 6.0 y, además, hacer funcionar juegos de Steam. Era un Windows 10 completo con dual boot para permitir ejecutar Android y tener una biblioteca de juegos absolutamente bestial. Claro, a todos se nos iluminaron los ojos. ¿Una especie de Steam Machine portátil con dual-boot Windows/Android por tan solo 360 dólares el modelo más caro? Era increíble, pero aún así nos hicimos ilusiones.

¿Qué ha pasado?

Más tarde llegó la campaña de financiación y descubrimos algunos benchmarks de juegos, así como los diferentes objetivos secundarios de la campaña, como la pantalla de tinta electrónica, el incremento de velocidad del reloj de la CPU y otros aspectos. Sin embargo, conforme avanzaban los días, la compañía seguía sin actualizar la página y continuaba sin mostrar un prototipo real de la misma, sólo gifs de dudosa veracidad (los movimientos de los dedos y los botones no se correspondían con lo que se veía e pantalla) y supuestos test de rendimiento que no eran mas que vídeos de juegos uno tras otro sin indicar ni la máquina donde corrían ni los frames ni nada de nada. Justo aquí debajo lo podéis ver. La polémica estaba servida.

Los backers retiraron su dinero

Tras llegar a los 340.000 dólares, de repente vimos como la cifra comenzaba a disminuir y, desde el lunes pasado hasta el viernes, decenas de usuarios retiraron un total de 40.000 dólares, una auténtica burrada. ¿Cómo se defendieron desde la compañía? Acusando a otras compañías por supuestas envidias, algo nada maduro y, si me permitís, nada realista. Los usuarios se dieron cuenta que podía ser una estafa en toda regla, ya que la compañía prometía y prometía pero no mostraba nada que pudiera servir a quienes habían dejado su dinero (el modelo de 260 dólares estaba agotadísimo casi desde el primer día) para ratificar la confianza depositada en el producto.

Los días han pasado y, justo hace 24 horas, se ha cancelado la campaña de Kickstarter de PGS. La compañía ha declarado que cancelan el Kickstarter de Portable Gaming System pero se ''mudan'' a su propia web para lograr realizar el producto, de hecho, las reservas ya están abiertas. Os parecerá alucinante todo esto pero es que, además, en el artículo de despedida dedican dos párrafos a señalar la importancia de la campaña de Kickstarter por un solo motivo: les ha ayudado a salir en muchos medios y tener un montón de artículos. Ahí es nada, además, claro, de volver a lanzar la piedra diciendo que han sido víctimas de una especie de bullying por parte de otras empresas.

''¡Tenemos ingenieros japoneses!'' Sí, no es broma, eso decían en el vídeo de presentación de PGS en el cual, por cierto, no se mostraba ningún prototipo de la consola, todo eran renders.

El comunicado no da ninguna explicación, y lo más fácil que encontramos a una, además de las supuestas envidias de otras empresas e intentos de acoso y derribo, encontramos lo siguiente:

''En varios días acabará la campaña de PGS y tenemos el suficiente dinero para desarrollarla, pero mucha gente puede seguir pensando que somos un proyecto estafa. Por eso, tras valorar distintas soluciones, hemos llegado a la conclusión de que debemos cancelar el Kickstarter. Todas las promesas se cancelarán y no obtendremos ningún fondo, pero ese es el precio por salvar nuestra reputación. Ahora, todo el mundo que todavía piense que PGS es una estafa debería darse cuenta de lo lejos que está de la verdad.''

¿Os parecen convincentes las explicaciones de PGS Labs? Portable Gaming System continuará en desarrollo, pero no lo hará, en principio, con dinero de los usuarios. Eso sí, algunos usuarios les han sugerido construir un prototipo, algo que ni siquiera tenían, y volver a intentarlo en Kickstarter. Esos son los hechos, e internet está bastante caldeado.