La opinión de
utad

Francisco Soler (U-tad): En U-tad “jugamos” así

Toma de contacto con los proyectos de los alumnos de U-tad

Todavía recuerdo alla por el año 2000 a Ignacio Pérez Dolset tonteando con la idea de formar a profesionales, empeñado en que todo ese talento que veíamos en las compañías españolas no se fugara así sin más. Teníamos el conocimiento profesional necesario para que toda esa gente que no tenía otra manera de aprender que enfrentándose a la cruda realidad del entorno laboral, tuviese una alternativa real para formarse. Esa línea de pensamiento fue sin duda la clave para que hoy estemos hablando de todo el potencial que vemos en U-tad, del que los postgrados de videojuegos son el mejor ejemplo.

El origen del formato de los postgrados en U-tad, nace del profundo sentimiento de compromiso con la industria que ha sido y es seña de identidad de U-tad desde sus más tempranos comienzos. Ese compromiso se basa en la aplicación del conocimiento de manera eficiente bajo los términos y condiciones que la industria marca en cada momento.

Dicho esto, el principal objetivo pasa a ser que el alumno de U-tad no solo obtenga un conocimiento profundo del medio en el que se va a desenvolver, sino que además lo experimente de manera temprana a lo largo del curso gracias al proyecto de postgrado, que simula en mayor medida las condiciones reales de un proyecto comercial.

Esto no significa que el apartado docente del postgrado quede mermado por la naturaleza industrial de sus proyectos, todo lo contrario, dado que el aprendizaje pasa a ser "vivencial" (se produce en paralelo en las clases y en el desarrollo del proyecto) la intensidad y la calidad del mismo se incremente de manera sustancial, o al menos esa es nuestra experiencia.

Al margen de la metodología y del origen de nuestros postgrados, creo que otro de los elementos clave en el éxito de nuestra universidad son sus alumnos y profesores. Gracias al cuidadoso diseño del contenido de nuestras propuestas y la capacidad potencial del alumno de apreciar el valor del formato, el perfil de alumno con el que trabajamos siempre tiene una propiedad connatural: la pasión por su disciplina. Obviamente fomentada y desarrollada por nuestro claustro, que está formado por profesionales del sector que aman igual o más su profesión.

Estos alumnos y profesores desarrollan lazos muy parecidos a los que crearían en un entorno laboral, dado que durante todo el proyecto trabajan conjuntamente por medio de tutorías. Estas tutorías pasan a ser sesiones de trabajo donde el profesor simula los procesos que se llevan a cabo en proyectos reales y los alumnos los implementan en el desarrollo de sus juegos. Los medios con los que cuentan y las fases del proyecto son prácticamente las mismas que se encontrarán en la industria. Incluso pasan por rondas con "publishers" (profesionales del sector que nos ayudan a que los alumnos obtengan un feedback muy real) para simular un proceso de potencial publicación. Durante toda la duración del postgrado cuentan con la estrecha colaboración de un productor de videojuegos profesional (Daniel Pastor) que les menta en el imprescindible ejercicio de manejar fechas y presupuestos, además de en todo momento velar por la viabilidad de cada propuesta.

Los alumnos son dueños de sus juegos aunque siempre les asesoramos a la hora de definir sus productos, sobretodo cuantificando el contenido y los potenciales riesgos para que sus ideas sean realmente realizables en el contexto de tiempo y recursos que disponemos.

Si hay una cosa que siempre tenemos en mente es la credibilidad del contenido que impartimos. Cualquier ejercicio o evento relacionado con el postgrado debe ser real, en el sentido de que debe tener en cuenta la actualidad del sector en todo momento. Esto nos obliga en parte a renovar el contenido casi anualmente, no tanto en fondo sino en forma. Es un sector que evoluciona muy rápido, y casi cada 2 años tienes garantizado un cambio de contexto. Por ejemplo la Realidad Virtual, que esta ya prácticamente cambiándolo todo... Otra vez. Tanto es así que uno de nuestros proyectos de este año está diseñado para ejecutarse en RV e implementa las últimas tendencias en control y diseño para estos dispositivos.

Con todo esto en la coctelera y una energía tremenda por parte de toda las personas involucradas en el proyecto U-tad, esperamos cada año mejorar en todos los sentidos y ofrecer cada día más oportunidades a todo ese talento que está ahí esperando ser descubierto. Cada vez más, grandes multinacionales están abriendo estudios en nuestro país, y sin duda, es porque alguien piensa que hay mucho por hacer y que podemos hacerlo aquí, en nuestra casa. No perdamos el tren y digamos eso otra vez de "la epoca dorada del desarrollo español".

Francisco Javier Soler, Profesor y Director de los Proyectos de los Másters de videojuegos de U-tad
Francisco Javier Soler, Profesor y Director de los Proyectos de los Másters de videojuegos de U-tad

Francisco Javier Soler

Director de Arte en Pyro Mobile. Con más de 14 años de experiencia, Francisco Javier ha trabajado en el lanzamiento de múltiples títulos AAA para distintas plataformas como consola o PC. Algunos proyectos en los que ha participado son: Adventure Park, Pirates of the seven seas, Sports City, Gifted, In-Zero, COPS, Pyro Mobiles Technology Team, Commandos Strike Force, Commandos 3: Destination Berlin, Commandos 2: Men of courage, Commandos: beyond the Call of Duty. A su vez es Profesor y Director de los Proyectos de los Másters de videojuegos de U-tad.

Ofrecido por U-tad