Las ventas de software en consolas son más altas que nunca

Octava generación de consolas

EEDAR, plataforma de investigación sobre videojuegos, ha comparado los datos de los tres años de ciclo de vida de las consolas actuales. Exactamente, lo referente a los datos de ventas de software en las consolas de Sony, Microsoft y Nintendo. Excluyendo a Wii U, tanto PS4 como Xbox One están teniendo más éxito que sus predecesoras.

De este modo, EEDAR afirma que la experiencia de jugar a las consolas desde el salón de nuestra casa no va a desaparecer de la noche a la mañana. Muchos expertos veían con cierto pesimismo el lanzamiento de la octava generación de consolas debido a tres factores principales: el declive progresivo en ventas de la anterior generación, el 'boom' de los juegos para móviles y el renacimiento del PC como una plataforma de juego. Con este panorama, todo apuntaba a que el jugador iba a pasar su entretenimiento a nuevos sistemas, sentenciando a la consola como centro de ocio eletrónico principal.

Sin embargo, la octava generacion de consolas ha tenido una buena acogida y las consolas de Sony y Microsoft siguen siendo exitosas. Si se excluye a Nintendo de los datos comparativos, sus dos principales competidores han superado en datos de ventas a sus homólogos de la séptima generación, sobre todo en lso dos primos años de vida en el mercado. Por tanto, la octava generación (PS4 y Xbox One) supera a la séptima (PS3 y Xbox 360), incluso si eliminamos a los DLC como software, teniendo en cuenta que, actualmente, los contenidos descargables representan un 10,5% del total de ventas de software.

En el caso de Nintendo, el bajón ha sido notable con Wii U frente a Wii. La 'burbuja Wii' contribuyó al crecimiento exponencial de ventas de software en 2008, conviertiéndose la consola en un dispositivo familiar que estaba presente en muchísimos hogares como un aparato más. En este caso, EEDAR afirma que las nuevas experiencias de juegos más cortos y casuales para el mercado de los móviles si ha arrebatado gran parte de la tarta a las consolas orientadas a un público general, pero no al target de las consolas hardcore. Mucha gente va a seguir prefiriendo jugando a la consola con su mando y su televisor en el salón de su casa, algo que no va a dinamitar, de momento, el mercado de los juegos para móviles.

Fuente | Web oficial