4 Fantásticos: Las escenas eliminadas (SPOILER)

4 Fantásticos tiene bastantes escenas eliminadas. No es un secreto tampoco. ¿Pero sabéis cuáles son las escenas que Josh Trank quiso meter y no pudo o no le dejaron? Os lo contamos en un periquete. 

La debacle en taquilla estadounidense e internacional de 4 Fantásticos no ha hecho sino alimentar la hoguera de los reproches. ¿Es culpa del director Josh Trank o de Fox por meter mano a su película, y despojarla de los elementos que consideraban innecesarios? ¿A quién culpamos, al director a la compañía? Dificil respuesta, a pesar de que varios medios, entre los que destaca EW,  ya señalen la naturaleza de las escenas eliminadas del montaje final.

 

 

Según parece, Fox retiró varias escenas del guión original, pero además añadió algunas de su propia cosecha, prescindiendo de la dirección de Josh Trank. Pero además, los que ya hayan visto la película, habrán notado que este reboot de 4 Fantásticos se queda cojo en un momento determinado y la cinta parece carecer de minutos de metraje adicional. Esto se debe a que, efectivamente, faltan dos escenas que supuestamente iba a mitad de película.

(SPOILER) Al parecer la primera escena se vería justo después del accidente que dota a los héroes de sus poderes. En el montaje que vimos en el cine, los "héroes" despiertan en un centro médico militar, pero en lugar de ésto, algo más se vería antes de esta secuencia, dando más vida al accidente y al descubrimiento de sus nuevas habilidades. 

Posteriormente, después de la huída de Reed Richards (Miles Teller), habría otra escena con Jamie Bell ya como La Cosa, enfrentándose a militares y terroristas de Europa del este. La secuencia serviría para ejemplificar el uso que el ejército de EEUU da a los poderes de Ben Grimm, como arma biológica todoterreno. (FIN DEL SPOILER)

Ahora bien, el por qué estas escenas no están es algo difícil de dilucidar. Por un lado, se dice que Josh Trank no estaba seguro de si meterla o no, algo que inquietó a Fox, despertando los rumores sobre la inseguridad del director, y dando píe a que Simon Kinberg, el productor, asumiera las labores de dirección realizando nuevas escenas no contempladas en el plan original. 

Por otro, se dice que, efectivamente Trank se empecinó en meter estas escenas, que se salían de presupuesto. Fox dio luz verde a su grabación, pero sin Trank como director responsable de filmarlas. Esto, a su vez, habría alimentado la idea de que el cineasta se hubiera enfadado con la compañía, y pagando la rabieta con su equipo.

Pero claro, para saber si Fox acertó o no en la exclusión de estas escenas, antes tendréis que ver por vosotros mismos 

Otras fuentes: E-cartelera // Alfabetajuega