750.000 Xbox 360 vendidas durante el Black Friday

Ante los resultados de Wii U aparecidos ayer, parece que Microsoft salta a la contra a través de su portavoz favorito, Major Nelson, que habla sobre los resultados en su web.

Ayer por la noche nos llegaba el asombroso reporte sobre los resultados de Wii U durante su primera semana, de la mano de Regie Fils-Aime. Pues bien, parece que Microsoft se ha dejado llevar por la corriente y Larry Hryb, popularmente conocido como Major Nelson, ha puesto ‘tan pancho’ los datos internos sobre los resultados de Xbox 360 durante el Black Friday, campaña de rebajas masivas en Estados Unidos (y en extensión).

En todo un contragolpe, los de Redmond tienen entre sus números un total de 750.000 Xbox 360 vendidas únicamente en el mercado americano, incluidos tanto modelos de sólo consola como consola más Kinect y demás ediciones, durante los días del 18 al 23 de noviembre. También hace incapié en las ventas de suscripciones de 3 meses a Xbox LIVE Gold las cuales, comenta, han incrementado en más de un 50% respecto al Black Friday del 2011. También alega que el domingo, pico de la campaña, hubo más de 14 millones de usuarios conectados a Xbox LIVE en todo el mundo durante un total de 72 millones de horas, lo que supone un aumento del 43% en el uso de aplicaciones online del servicio.

Está claro que Microsoft jugaba en casa, y los últimos lanzamientos como Halo 4, que batió records durante su día uno y casi alcanzó las 3,8 millones de unidades en la primera semana, eran motivo más que suficiente para agenciarse de una Xbox 360 para estas navidades. Si a eso le sumamos los jugosos descuentos y ofertas del Black Friday, las matemáticas nos dicen que los resultados son los esperados.

De ésta forma, Xbox 360 demuestra que sigue llamando la atención de muchos compradores, incluso teniendo que competir contra la nueva consola de Nintendo ¿Qué os parece este claro movimiento ofensivo por parte de Microsoft? ¿Creéis que estos hechos pudieron afectar a las ventas de Wii U? Ahora solo falta que Sony se pronuncie en esta ‘guerra de ventas’.