A Epic les gusta la consola llamada iPad2

Con Infinity Blade, Epic ha demostrado que el conjunto de iPad, iPod e iPhone se ha convertido en una de las principales plataformas para el desarrollo de juegos. Sin embargo, lo que realmente pone contentos a los de Mark Rein es la segunda generación de iPad y lo que traerá Apple en los próximos meses y años.

Si con iPad2 ya se ha multiplicado por nueve la potencia de la primera generación, parece cantado que en pocos años los dispositivos portátiles llegarán al nivel de los ordenadores más potentes de la actualidad. La inversión en este tipo de plataformas se lleva cada vez más recursos de empresas como NVIDIA, Intel, Microsoft o AMD, entre otras, y prometen dejar en segundo plano a las todopoderosas tarjetas gráficas para ordenadores.

En la conferencia dada por el responsable de Epic, se mostraron las nuevas posibilidades de Unreal Engine 3. Estas añadían soporte para características presentes en el último hardware para PC, DirectX11, que dan un nuevo paso hacia el realismo o los efectos más espectaculares. Una tecnología que también se aprovechará en el cine, gracias a las herramientas de Epic que ya se usan en algunas producciones. Pero, lo más interesante parece la afirmación de Rein, que ya ve el nivel de la próxima generación para ordenador en formatos muy portátiles y no sólo de la mano de Apple.

En referencias a Unreal Engine 3, uno de sus puntos más interesantes para los desarrolladores es su posibilidad de escalado. Un juego puede producirse en paralelo para plataformas tan variadas como Windows, Xbox 360, PS3, iPad o NGP, aprovechando las características de cada una de ellas. Sólo queda ver qué compañías tienen los recursos y las ganas para explotar estas opciones de una forma realmente interesante.