Activision lo apuesta todo a favor de Destiny

Destiny, el nuevo juego de Bungie, se convierte en la mayor inversión de Activision para una nueva franquicia.

Cuando Bungie se desvinculó por completo de Microsoft, dejando en manos de 343 Industries el desarrollo de la saga Halo, muchos se preguntaron cuál sería su siguiente paso, en qué emplearían sus esfuerzos, qué tipo de juego saldría de su talentoso equipo. Tardamos unos cuantos años en descubrir definitivamente qué ocultaban tras el telón, pero al final nos dimos cuenta de que la espera había merecido muchísimo la pena.

Bungie y Activision anunciaron su acuerdo de colaboración para el desarrollo de un MMO, el cual más tarde se presentaría como Destiny, uno de los títulos que más ha dado que hablar, positivamente, en el pasado E3 2013, ¡y es que no es para menos! Durante la mayor feria en la industria de los videojuegos pudimos apreciar el buen trabajo realizado por los creadores del Jefe Maestro, un trabajo que no habría sido posible sin el apoyo económico de Activision, todo sea dicho.

Eric Hirshberg, CEO de Activision Publishing, ha asegurado que con Destiny se ha hecho de largo la mayor inversión para una nueva franquicia en la historia de la compañía y, probablemente, la mayor en la historia de la industria, que no es poco. Pero la pregunta que nos viene a la cabeza ahora, además de nuestro interés por conocer la cifra exacta desembolsada para la creación de Destiny es, ¿será directamente proporcional el dinero invertido a la calidad del juego? ¡Esperemos que sí!