Adiós al canon digital: el Tribunal Supremo lo declara "inaplicable"

El famoso y dichoso canon digital, esa tasa con la que se pretendía compensar a autores y propietarios de contenidos con la que el Partido Popular irrumpía en su anterior mandato y que se aplicaba a equipos y soportes electrónicos de uso masivo, acaba de decir su adiós definitivo. El pasado mes de junio el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que el canon digital era contrario a la directiva comunitaria sobre derechos de autor, sentenciando la medida del PP. Hoy, podemos confirmar la crónica de una muerte anunciada: el Tribunal Supremo ha declarado "inaplicable" y "nulo" el canon digital.

Después de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, quedaba esperar a la resolución final por parte del Supremo para anular el real decreto y, según informan desde El Español, ese día ha llegado. La sentencia ya aprobada se dará a conocer en los próximos días y se convertirá en un tema urgente para el nuevo Gobierno, dado que deben regular la compensación a los autores por el uso de la copia privada. La Unión Europea obliga a sus Estados miembros a establecer dicha regulación, por lo que tendremos que esperar para ver una nueva medida que de con una solución al dilema. La razón por la que la UE ha tumbado la medida ha sido, básicamente, que el coste de la compensación haya recaído prácticamente en exclusiva en los usuarios de las copias privadas.

Desde su aplicación han sido muchos los detractores del decreto, desde plataformas sociales a los propios internautas que se posicionaron por mayoría absoluta en una encuesta realizada por la Asociación para la Investigación de Medios. Recursos que, además, estaban amparados por la ineficacia de la medida: las diferencias con respecto a ejercicios anteriores dejaban más de 100 millones de euros menos en la recaudación. Hasta la vista, canon digital.