¡Alto o disparo!¡Tengo una Game Boy!

¿A qué nunca se os habría ocurrido transformar la Game Boy en una impresora instantánea a modo de pistola? Pues esa idea se le debió pasar por la cabeza a Dimitry Morozov, un artista ruso, cuando vio juntas la Game Boy Camera y la Game Boy Printer junto a una pistola de juguete.

Con el gbg-8, nombre del artilugio, tan sólo debemos apuntar a nuestro objetivo y sacaremos una fotografía que quedará para la posteridad, eso sí, no pidáis peras al olmo porque la calidad de las imágenes no es que sea precisamente en alta definición.

La Game Boy Camera, también conocida como Pocket Camera, fue una accesorio de la portátil de Nintendo que llegó al mercado en 1998. Estaba compuesta por una lente de 50mm rotable y podía sacar imágenes monocromáticas de 118x112 pixeles, las cuales, se podían imprimir con la Game Boy Printer en papel térmico. De hecho, este accesorio podría considerarse como uno de los primeros utilizados para sacarse los selfies que tan de moda están.

Vídeo en Vimeo