Analistas piden la cabeza de Ballmer

La salida de Bill Gates de los puestos directivos, que lleva años jubilado y lejos de las oficinas de Microsoft, dio paso a un Steve Ballmer que se ha caracterizado por sus alocadas presentaciones y una gracia... bueno, particular. Sin embargo, su papel está en entredicho por parte de analistas e inversores, que ven cómo la compañía pierde posiciones frente a Apple o Google.

A pesar de generar enormes beneficios todos los años y lanzar productos nuevos cada temporada, así como afrontar mercados muy variados (incluida la división de entretenimiento interactivo y Xbox) las voces críticas se alzan contra un estilo muy criticado. Steve Ballmer ha sido acusado de lastrar a la compañía con su perfil, decisiones y actuaciones públicas. Sin embargo, los acusadores no han dado nombres para un posible sustituto de uno de los fundadores de Microsoft. Además, la salida de Redmond de algunos pesos pesados, en los últimos años, ha dejado las cosas poco claras ante la sucesión. ¿Quizá alguien que haya pasado por la ahora exitosa división dedicada a Xbox? Pues como no se den prisa, ahí tampoco van a poder buscar, en caso de querer cambiar.