Aprende a dominar el control por movimiento de Splatoon 2 para ganar

Splatoon 2

Los shooters en Nintendo Switch se juegan de otra manera. Gracias a los sensores tanto del mando pro como de los Joy-Con, podemos apuntar moviendo los mandos, pero también podremos jugar de forma tradicional con los dos sticks. Splatoon 2 es el juego que primero le está sacando el partido a esta tecnología y, por defecto, viene configurado para jugar con los controles por movimiento.

Esto es algo que choca de primeras, pero que es interesante aprender a dominar si queremos hacernos un hueco en el multijugador del competitivo título de Nintendo Switch. Y es que, aunque cada uno juega a su manera, los profesionales de Splatoon 2 juegan con los controles de movimiento, algo que puede chocar en principio, pero que, como veréis a continuación, es lógico teniendo en cuenta la rapidez de movimientos que podemos lograr con los acelerómetros del mando.

Cómo desbloquear las armas de élite de Splatoon 2

En el siguiente vídeo podréis ver un completo tutorial sobre cómo utilizar el control por movimiento en Splatoon 2 para aprender a explotar al máximo esta posibilidad de cara a darlo todo en el terreno de juego:

Pro Controller de Splatoon 2 en Amazon

Como veis, el control con los sticks y el control por movimiento de Splatoon 2 no son posibilidades incompatibles y podremos usarlas en conjunto para lograr una mayor precisión. Además, cada tipo de control se utiliza para una cosa. Si queremos ir pintando grandes extensiones, el stick derecho es nuestro amigo, pero para realizar giros rápidos y, sobre todo, para apuntar, tendremos que dominar el control por movimiento.

Armas favoritas de los profesionales en Splatoon 2

Ya habéis podido ver en el vídeo la rapidez que se gana con los controles por movimiento de Splatoon 2 utilizando el mando Pro de Nintendo Switch. Ahora sólo falta entrenar estas técnicas para dejar boquiabiertos a nuestros rivales. ¿Qué mejor ocasión que el nuevo evento de este fin de semana para probar nuestras habilidades? 

Lecturas recomendadas