ArmA II será todavía mejor

Por si nos empezábamos a preguntar cómo podría mejorar este juego, a partir del 1 de julio tendremos acceso a una expansión para Arma 2, Operation Arrowhead. Eso sí, se trata de algo más que un puñado de niveles nuevos, ya que va a ser todo un juego que funcionará de manera independiente del original.

Las novedades  incluirán una campaña para uno o varios jugadores, con tutoriales que seguirán nuestro entrenamiento militar. La región ficticia de Takistán incluirá ahora un desierto de arena, una ciudad y una región escarpada con muchas zonas para esconderse. Los vehículos, como era de esperar, tendrán más variedad y se incorporarán sistemas no tripulados para reconocimiento de la zona. Así mismo, tendremos visión térmica (FLIR) que nos informará del calor en motores, neumáticos o el cañón de las armas que acaban de dispararse.

Para las unidades de tierra, se ha aumentado la cantidad de material que pueden transportar en sus mochilas. Aunque esto no será excusa para que nos subamos a cualquier vehículo que veamos por el escenario, ya sea terrestre o aéreo, como hacíamos en el Arma 2 original. No en vano, dispondremos de varias facciones con sus propios efectivos, con Estados Unidos, Naciones Unidas, el propio ejército Takistaní y los guerrilleros que serán todo un incordio en algunos momentos. En total, habrá más de 300 unidades, armas y vehículos diferentes.

La integración de Arma 2 Arrow Head con el título anterior de la serie, con el que comparte tecnología y motor gráfico, contribuirá a mantenerlo como uno de los mejores simuladores militares de todos los tiempos. Es más, una vez más, veremos cómo nuestras decisiones sobre el terreno afectan al desarrollo de la contienda y, lo que parecía una misión sencilla de reconocimiento, se puede convertir en toda una batalla campal con todo tipo de efectivos repartiendo de lo lindo. Eso, sin olvidar los niveles de dificultad más altos, donde una bala cuenta y el efecto coriolis nos puede jugar muy malas pasadas.