Halo 4: así es el modo Captura la Bandera

Halo 4 ya tiene confirmado el modo Captura la Bandera, que formará parte de War Games, el multijugador competitivo del juego exclusivo de Xbox 360. Nosotros lo hemos visto ya, combinado con Exilio, un espectacular mapa abierto repleto de Scorpions, Warthogs, Banshees o Mongooses.

Captura la Bandera será uno de los modos de War Games, el multijugador competitivo de Halo 4. Esta modalidad, habitual en la franquicia en los tiempos de Bungie, ya ha sido confirmada para la nueva entrega, que será uno de los grandes títulos de 2012. Lo pudimos comprobar en Redmond, en las propias oficinas de 343 Industries, el estudio que ha tomado el testigo para devolver a la palestra consolera al Jefe Maestro y los Spartan IV. También pudimos ver Exilio, uno de los espectaculares mapas del multijugador.

En Captura la Bandera, en versión “Multibandera”, que fue a la que nosotros le hincamos el diente, la dinámica será la habitual de esta modalidad por equipos: robar el estandarte rival para trasladarlo a nuestra base y, al mismo tiempo, evitar que los rivales se lleven el nuestro. Gana el primero que encadene tres “hurtos”, independientemente de la cantidad de muertes acumuladas por los miembros de cada bando. Por supuesto, el personaje que agarra la bandera no puede disparar con armas pesadas (como mucho, sólo atizar cuerpo a cuerpo con el estandarte o con las débiles balas de la Mágnum), así que la cooperación de los compañeros de escuadrón se hace imprescindible, teniendo en cuenta que debe transportarla varios cientos de metros mientras los enemigos intentan freírlo a balazos.

Nosotros pudimos jugar varias partidas de cinco contra cinco, en una nueva localización: Exilio. Se trata de un mapa a cielo abierto en su mayor parte, pero con recovecos intermedios y algunas cavernas que permitían subir a un segundo nivel para gozar de una posición elevada desde la que sorprender a los incautos que pasaban por la zona de césped intermedia del mapeado. Así pues, era un mapa abierto, pero también “ratonero”, con encuentros inesperados en los pasillos de enlace entre la zona abierta y esos miradores de los que os hablábamos.

Tiros y más tiros entre Spartan IV

Hay que destacar que, pese a no ser un mapa excesivamente grande, contaba con un buen arsenal de vehículos, como el Scorpion, el Warthog, el Banshee o el Mongoose, es decir, un tanque, un todoterreno, una aeronave y un quad, para los que no estéis familiarizados con la terminología de la franquicia. Dado que la bandera había que arrastrarla durante un buen trecho, la ayuda de los vehículos de varias plazas era genial: cargar a alguien de paquete en el Mongoose o de copiloto en el Warthog era apostar a caballo ganador. Eso sí, antes de poder ejecutar ese plan, había que barrer a los enemigos que defendían la bandera… Interesante, ¿verdad?

Así pues, la estrategia y la compenetración con los compañeros serán las claves para salir victoriosos de este modo tan frenético, ya que, dentro de un mismo equipo, unos tendrán que ocuparse de capturar la bandera enemiga y otros, de proteger la propia, con potenciales cambios obligados de rol si alguno de ellos muere. Por ejemplo, si palman todos los que están defendiendo la bandera, mientras reaparecen, la lógica pedirá que el “frente de ataque” se olvide de su labor de expolio y se preocupe por proteger su retaguardia. Habrá que ir a por lana, sí, pero sin acabar trasquilado en el intento.

En nuestra visita a 343 Industries vimos muchas más cosas de Halo 4, aparte del modo Captura la Bandera y el mapa Exilio… pero aún no os las podemos contar. Os las desvelaremos hacia finales de septiembre, así que no os perdáis el reportaje que estamos preparando. Mientras, el Jefe Maestro ya está camino de nuestras casas, donde aterrizará la nave Infinity el 6 de noviembre.