Así es The Star Wars, el cómic del guión original de George Lucas

The Star Wars, el cómic basado en los borradores originales de George Lucas para La Guerra de las Galaxias, ha visto la luz este mes en Estados Unidos. Hoy os damos las claves de este primer cómic. 

Si a estas alturas no habéis oido hablar de este cómic, aquí va un recordatorio. The Star Wars es la bomba que la editorial Dark Horse ha lanzado este septiembre en el mercado comiquero de Estados Unidos.

The Star Wars es un cómic guionizado por J.W. Rinzler, en el que el escritor ha juntado los borradores con los que George Lucas trabajó hacia 1973. Con ellos creó el primer guión "en sucio" de lo que luego sería el Star Wars que nosotros conocemos.

Dibujado de forma magistral por Mike Mayhew, el cómic de The Star Wars explora este nuevo (o viejo) universo, que tiene un añejo sabor a ciencia ficción de los años 70. A más de uno no sólo recordará a la Star Wars tradicional enormemente por sus guiños y nombres, posteriormente reciclados en el guión final, sino que (muy posiblemente) ciertas referencias y aspectos de la historia hacen una alusión directa a otros obras del cómic y el cine, tales como Flash Gordon o el cine de Akira Kurosawa.

Y si no nos creéis, atentos al siguiente resumen:

The Star Wars, una galaxia aún más lejana...

La galaxia de The Star Wars ya no es lo que era. Para empezar, no existe una noción de Senado contra Imperio, democracia contra dictadura. Se trata de valores mucho más generales y menos politizados. En The Star Wars, el Imperio en un principio es un ente bondadoso que se expande durante siglos por la galaxia, unificando sistemas. 

Sin embargo, en un momento determinado, los Jedi-Bendu, una orden militar destinada a proteger al Emperador, se rebelan cuando descubren que su señor se ha corrompido por el poder y pretende hacer de la galaxia su patio de recreo particular. La revuelta fracasa y esto convierte a los Jedi en proscritos y también objetivo de una secta guerrera rival que actúa como cazarrecompensas, los caballeros de Sith.

Así, la historia arranca varias décadas después mostrándonos el cénit del poder imperial y de su imbatible aparato bélico, con sede en el planeta Alderaan. Pero donde Alderaan es un planeta montañoso y templado en la historia que conocemos, en The Star Wars es un planeta gaseoso, cuya capital es una ciudad flotante que recuerda enormemente a la que posteriormente vimos en la Ciudad Nube de Bespin durante El Imperio Contraataca.

El Alderaan de esta versión se llama Aquilae y es el hogar de una familia real, que lejos de haber organizado la Alianza Rebelde, se mantiene insumisa ante el poder del Imperio. Este Aquilae es en muchos aspectos una arcadia inexpugnable contra el poder totalitario, que sirve de reflejo de Yavin IV, Dantooine e incluso Naboo

Luke, yo soy tu... Padawan.

Aquí no acaban las sorpresas. Luke Skywalker sigue siendo la estrella de esta historia, pero no es un jovencito inmaculado criado en el desierto de Tatooine, sino un curtido general Jedi, que sirve a la corona de Aquilae como estratega supremo. En sus hombros recae pues la seguridad del planeta, pero también una carga, la de entrenar a su sucesor, el último de los Jedi-Bendu... el prometedor padawan Annikin Starkiller.

Pero ojo, Annikin no está destinado a convertirse en Darth Vader. Oh, no. En The Star Wars, Annikin sirve en esta historia de reflejo del Luke tradicional, aunque algo más talludito y ducho en las artes bélicas. El verdadero Darth Vader es un siniestro general que trabaja codo con codo con los burócratas imperiales para consolidar el poder del Imperio. Y así llegamos a El Emperador. Para empezar, no se llama Palpantine, ni tampoco es un viejo desfigurado, sino que se trata de un tipo de villano con tintes orientales y sin ninguna conexión con la Fuerza.

La Fortaleza Escondida de Flash Gordon

No todo es original en esta historia. Al menos, en un principio. En este guión se perciben muchos de los defectos que sufren los creadores novatos: las influencias. The Star Wars, a primera vista, parece ser una amalgama de diversos productos que George Lucas consumió en su juventud: ciencia ficción, cine japonés, filosofia oriental e historia universal. 

De este modo, el Star Wars original sigue en cierta forma la premisa de la película La Fortaleza Escondida, presentando a un veterano general que tendrá que hacerse cargo de una joven princesa mientras lidia con los enemigos políticos de ésta.

Sin embargo, alejándose de la estética de la cinta original, The Star Wars habla un lenguaje de ciencia ficción, de tal forma que transforma el Japón feudal en un universo futurista, al que además mete filosofías y tradicionales anteriores al cristianismo, consolidando un producto muy heterogéneo a la vez que caótico.

El malvado Emperador no es ni más ni menos que un refrito del Ming de Flash Gordon (gran obra de ciencia ficción donde las haya) y en la creación de los Jedi-Bendu hay un claro referente a las órdenes monacales guerreras, en especial a los Templarios. 

La guinda del pastel es para el personaje de Luke Skywalker, que es un regalo al ego del propio George Lucas, ya que el aspecto de este héroe es muy parecido físicamente al del director. ¿Un guiño de Mayhew para señalar el parecido buscado por Lucas para crear a Luke? ¿Vosotros qué pensáis?

En cualquier caso, The Star Wars es una obra de altísima calidad y muy posiblemente de los mejores cómics de Lucasfilm/Dark Horse de este año, con permiso de El Amanecer de los Jedi. Tanto en el aspecto gráfico como en el guión, se trata de una lectura muy recomendable que, tanto si os gusta Star Wars en particular como los cómics en general, deberíais leer.

Ahora bien, aún tendremos que esperar unos meses antes de que llegue a España. Siguiendo la estela de otras publicaciones de Star Wars, editadas en nuestro país por Planeta DeAgostini, podemos ponderar que su publicación ocurrirá a principios del año que viene, con un formato sin especificar. Por ello, si realmente os interesa, os recomendamos encarecidamente que estéis atentos a las novedades de Planeta durante los próximos meses.

Ir a la ficha Añade tu crítica