Assassin's Creed 4 hace saltar la polémica

La organización por los derechos de los animales PETA se escandaliza por la caza de ballenas en Assassin's Creed IV Black Flag.

Es extraño pasar una semana sin encontrar a algún sector, organización o persona escandalizada por algo que ha encontrado en la industria de los videojuegos, un tema que, la verdad, ya empieza a cansar, sobre todo cuando, al menos desde nuestro punto de vista, es algo tan trivial como la polémica por la que se ha echado las manos a la cabeza la organización por los derechos de los animales PETA. ¿Y hacia quién van dirigidas sus quejas? Hacia el recientemente anunciado Assassin's Creed IV Black Flag.

La imagen que se posa sobre éstas líneas y la movilización de People for the Ethical Treatment of Animals ya deberían daros las pistas suficientes para saber por dónde van los tiros de las quejas de dicha organización, ¿verdad? Así es, PETA se queja de que en Assassin's Creed 4 "se glorifica la práctica de la caza de ballenas con arpón, una industria sangrienta que condenamos internacionalmente y que debería desaparecer de los libros de historia", y es que, tal y como os contamos ayer, en la nueva entrega de la saga podremos salir a la caza de éstas majestuosas criaturas marinas.

No vamos a entrar a debatir si la caza de ballenas está bien o mal, pero lo que sí queremos que nos digáis es si os resulta exagerada la reacción de PETA ante una simple funcionalidad extra en un videojuego que trata la historia de manera más o menos fiel (y la caza de cetáceos en el Siglo XVIII era una práctica de vital importancia para la manutención de muchas familias) o si, por el contrario, pensáis que están en su derecho de contraatacar cualquier tipo de acción o insinuación que vaya en contra de los derechos de los animales. ¿Qué opináis de todo éste asunto?

Ir a la ficha Escribe tu análisis