Assassin's Creed – Michael Fassbender opina sobre el diseño del Animus

Tras el lanzamiento el primer tráiler de Assassin's Creed las reacciones no se han hecho esperar y el propio actor Michael Fassbender comenta el cambio en el diseño de Animus. 

Después de la publicación del tráiler mundial sobre Assassin’s Creed era lógico que las reacciones al mismo no se hicieran esperar. La esperada adaptación cinematográfica del videojuego de Ubisoft no llegará a la cartelera hasta finales de año pero son muchas las expectativas que se tienen en esta versión del juego protagonizada por el actor Michael Fassbender.

Tras ver, una y otra vez, el tráiler de Assassin’s Creed muchas de las miradas y comentarios de la fans se han centrado en el diseño de Animus. Para quien no lo sepa, se trata de una máquina de realidad virtual encargada de dar el inicio a la trama en cada uno de los videojuegos y que también será protagonista en la versión cinematográfica.

Los amantes del videojuego verán bastantes diferencias en lo que se refiere al diseño de Animus y que el propio Michael Fassbender explica de la siguiente manera: “simplemente no queríamos verme sentado en una silla. Ya lo hemos visto antes en Matrix y eso tampoco suponía una experiencia muy dramática. Queríamos tener algo donde el personaje estuviera realmente involucrado físicamente”. 

En el juego de Assassin’s Creed, Animus era un diván como el colocado en las oficinas de un psicólogo donde el individuo se tumbaba para soñar con su pasado. Sin embargo, el tráiler de la película muestra un diseño mucho más moderno conectado a la parte posterior del personaje y capaz de interactuar con él en cada acción. Una apuesta arriesgada pero más visual y novedosa.

El encargado de este cambio ha sido Andy Nicholson que ganó un Oscar al Mejor Diseño de Producción por Gravity. “Ha hecho algo muy interesante. Hablando con Ubisoft decidieron no mostrar al personaje como un simple pasajero en una silla. Queríamos algo más interactivo y creo que lo hemos conseguido”, explicaba el actor protagonista de Assassin’s Creed.

La película dirigida por Justin Kurzel se centra en el personaje de Callum Lynch, un condenado a muerte que será rescatado para una misión muy importante dirigida por Industrias Abstergo. A través de Animus, el personaje se transformará en Aguilar de Agarorobo, un antepasado que se traslada a Sevilla en plena Inquisición Española durante el siglo XV.