Atari Inc. se declara en bancarrota

Atari, unas de las compañías que marcó los inicios e los videojuegos pasa por sus peores momentos. La filial americana desea librarse de la matriz francesa declarándose en bancarrota.

Una de las noticias más sonadas del día entre los periódicos y diarios de economía en Estados Unidos ha sido el acogimiento de Atari Inc. al capítulo 11 de reorganizaciónen la U.S. Bankruptcy Court de Nueva York. Durante el domingo, la división americana de la compañía representativa en el mundo de los videojuegos, sobre todo en sus comienzos, realizó dicho movimiento ante la crítica situación en la que se encuentran las cuentas de la empresa matriz, ubicada en Francia, Atari S.A.

Durante los últimos años, la marca se ha dedicado a lanzar recopilaciones o adaptaciones de sus viejas glorias, además de abrirse un hueco entre el mercado digital y de smartphones, en el cual la filial estadounidense ha encontrado una nueva razón de ser. El objetivo de dicha operación es desligarse por completo de la sede francesa para poder buscar durante los próximos meses a una compañía privada que invierta en su nuevo enfoque.

Desde comienzos del 2000, Atari ha estado sujeta a la compañía francesa Infogrames, que más tarde, en el 2003, pasó a llamarse Atari S.A., absorbiendo a toda la marca en el 2008. Tras casi una década a la deriva financiera, la compañía solicitó un crédito a la londinense BlueBay Asset Management por un valor de 28 millones de dólares, quedando desde entonces bajo su dependencia, debido a que la deuda resultante dejó a Atari sin los recursos necesarios para lanzar los juegos que estaban en desarrollo. Los intentos por recapitalizar a la compañía no tuvieron éxito y las acciones de Atari S.A. cayeron desde más de 11€ durante 2008 hasta menos de 1€ en la actualidad.

La franquicia localizada en Nueva York y liderada por Jim Wilson, que ostenta en su plantilla a aproximadamente 40 empleados, pretende mantener en marcha su actual modelo de mercado destinado a juegos para móviles, digitales o de exploradores web, gracias a la suma de 5.25 millones de dólares que se ha asegurado en virtud de deudor en posesión. Si el capítulo 11 de bancarrota es completado, podrá resurgir con sus propios recursos además de una pequeña deuda (o ninguna) con BlueBay.

El futuro de Atari Inc., de ser resulta esta crítica situación, dependerá de la acogida de sus nuevos trabajos en el mercado casual al que apunta, así como por las ganancias derivadas del logo de Atari en productos de consumo, principalmente merchandising, que aporta alrededor del 17% de los ingresos de la marca en América. ¿Creéis que la mítica compañía solventará la situación? ¿Veis acertadas las intenciones de Atari Inc. al buscar su independencia para continuar desarrollando juegos para móviles, remakes y recopilaciones, principalmente?