Avance EEUU: Deadpool kills Deadpool

Deadpool kills Deapool (Masacre mata a Masacre) fue anunciado hace unos días.  Bunn y Espin vuelven a hacer de las suyas con el Mercenario Bocazas, quien tras liquidar varias realidades Marvel y los clásicos literarios irá a por su peor enemigo: Él Mismo.

El título más bruto del año, Deadpool kills Deadpool, llegará en julio a Estados Unidos. Se trata de una serie guionizada por Cullen Bunn (Veneno) y Salva Espin (¿de verdad os tenemos que decir qué dibuja además de Masacre? Cenga ahí va: Exiliados, Vengadores, Spider-man....). En esta mini-serie de cuatro números, se pretende dar carpetazo a la historia iniciada en Masacre mata al Universo Marvel, en la que el Mercenario Bocazas liquidaba literalmente a todos los héroes y villanos de Marvel, de una forma grandiosa y memorable.

Y es que las apuestas están muy altas tras la segunda parte, Deadpool Killustrated. En dicha colección, que actualmente se está publicando en USA, Wade caza y despedaza a los principales personajes de la literatura anglosajona de los últimos 400 años: Scrooge, Tom Sawyer, Sherlock Holmes.... lo cual más que prosa, es poesía pura.

Siguiendo esta delirante lógica, en la que Masacre se ha superado a sí mismo, Deadpool kills Deadpool pondrá al anti-héroe en contra del asesino más peligroso de todo el multiverso: el propio Masacre. Lo cual obligará a Wade a dar caza a sus distintas contrapartidas: a todos los Deadpools de otras realidades hasta que pueda gritar aquello de "There can be only one".  ¿Lo conseguirá o al final será él quién pierda (más aún) la cabeza?

A esa pregunta, no tenemos respuesta. Pero de lo que sí estamos convencidos es que será todo un espectáculo. Pensad en todos los Masacres de diversas realidades, enfrentándose al "original": El de la Era de Apocalípsis, el Masacre Noir, el Masacre Pulp, Lady Masacre, "Tito" (Peque en la versión española de Deadpool Corps) e incluso la Cabeza Zombie de Masacre... Con este panoramas, solo podemos deciros una cosa: vosotros traed las palomitas y los ganchitos, que nosotros ponemos la bebida.