Barcelona Games World vs Madrid Gaming Experience ¡Fight!

A falta de Madrid Games Week, este año se celebrarán dos ferias de videojuegos en España, casi de manera simultánea. En Octubre podremos asistir a Barcelona Games World y Madrid Gaming Experience, ¿tiene sentido? 

Hagamos un poco de historia. Durante mucho tiempo, las compañías españolas (desarrolladoras y, sobre todo distribuidoras) han estado lamentándose de que la industria no celebrase una feria de videojuegos en nuestro país. Lo más parecido era el SIMO, y la celebración de PlayStation Experience (en el palacio de Vistalegre, de Madrid) en 2003.

Finalmente las compañías se pusieron de acuerdo (empujadas por Game) y sacaron adelante Gamefest en 2010. Era una feria híbrida, con días dedicados a la prensa y otros para el público general, que se celebró -con bastante escasez de medios- en IFEMA. Aquella feria de videojuegos sentó precedente. Aunque en España también se celebran Gamelab (primero en Gijón y dspués en Barcelona) y Fun & Serious Game Festival (Bilbao), el show madrileño tiene más vocación de espectáculo, para el público "de a pie".

 

El éxito de público (más que el de la crítica) llevó a celebrar nuevas ediciones, ahora impulsadas por AEVI e IFEMA, bajo el nombre de Madrid Games Week. En Madrid Games Week hemos presenciado impresionantes montajes (como la cabina de un avión real para promocionar Battlefield, o un tanque en World of Tanks) eventos históricos (como los directos de Hobbyconsolas o la visita de los creadores de Uncharted 4 y Call of Duty Modern Warfare 3) y gestos de extrema cutrez, como la falta de moqueta en la edición de 2014, o el deficiente servicio de limpieza.

Los problemas organizativos no se quedaban ahí. Había largas colas para entrar, problemas para sacar las entradas... y auténticas crisis de seguridad cuando el público se amontonaba para ver a sus youtubers favoritos. Por no hablar de los problemas de audio y la colocación de stands. Sin entrar en las cuestiones internas que hayan podido surgir entre IFEMA y las compañías, parece lógico que en AEVI hayan escuchado otras ofertas... como la de la Fira de Barcelona

 

De modo que ayer se anunció la Barcelona Games World como heredera natural de la Games Week, para descontento de muchos madrileños y alegría de los barceloneses. Nada extraordinario. Parecía un movimiento lógico (sobre todo después de ver lo bien que funcionan otros eventos como el Mobile World Congress). Lo extraño es que unas horas después del anuncio de la Fira de Barcelona, la cuenta de Twitter de Madrid Games Week respondiese con otra feria en la capital -sin contar Gamergy- dedicada al consumidor final:  Madrid Gaming Experience también en octubre de 2016. 

Mucho me temo que las compañías no van a tener presupuesto para acudir a ambas convenciones. De hecho, hasta el 12 de mayo no sabemos quién estará presente en Madrid Gaming Experience. Parece que España y el mes de octubre no son suficientemente grandes para albergar dos ferias de videojuegos. Y mucho me temo que quienes van a salir perdiendo ante esta coincidencia son los usuarios. Menos stands, menos juegos, más colas... no es una buena manera de hacer crecer la industria.

 

Ojalá me equivoque, pero esto huele a un regreso a los oscuros tiempos antes del Gamefest para 2018.