Beekyr Reloaded convierte la naturaleza en un campo de batalla

Beekyr Kaleido Games

Al echar nuestra primera partida con Beekyr Reloaded lo primero que nos ha venido a la mente es el recuerdo de dos pequeñas joyas: Insector-X (Taito, 1988) y Apidya (Kaiko, 1992). Seguro que Jaime Domínguez, el fundador de KaleidoGames, también se acordó de este par de matamarcianos clásicos, protagonizados por insectos, al crear en 2013 la primera versión de Beekyr, desarrollado originalmente para dispositivos Android. La trayectoria de aquel juego, que llegaría a iOS un año más tarde, tiene miga. Pese a obtener un cierto éxito (colocaron 16.000 copias en Android), el look colorista e infantil de los gráficos descoló a bastantes usuarios. Más de uno lo descargó pensando que se trataba de un juego para niños cuando en realidad era un shoot’em-up de pura raza, lo que suponemos espantó a algunos críos mientras que a otros les supuso su primer paso hacia un largo y tórrido romance con los Bullet Hell. Para evitaros caer en el mismo error, aquí os dejamos el tráiler de Beekyr Reloaded, que muestra bastante bien cómo se las gasta el juego…

Tras el éxito de Vortex Attack, Jaime decidió darle otra oportunidad a esta historia de venganza entre insectos, y ha creado una nueva versión para PC (el original también llegó a los ordenadores, pero su creador tuvo que quitarlo de la circulación debido a su popularidad entre los piratas). La coletilla de Reloaded en el título viene justificada por la incorporación de gráficos más pulidos (y algo menos infantiles, aunque tampoco llega a ser el Gynoug de MD), nuevos niveles y una dificultad aun más endiablada.

Beekyr Kaleido Games
Aquí no hay naves especiales, pero sí insectos de gatillo flojo.

Además del hecho de estar protagonizado por una abeja muy, muy enfadada (y con razón), Beekyr Reloaded destaca por combinar fases de desarrollo horizontal con otras verticales. La mecánica de las fases horizontales no se aleja de la de los matamarcianos de toda la vida: liquidar a todo quisque mientras evitamos el enjambre (nunca mejor dicho) de proyectiles que encontraremos en nuestra trayectoria. En las fases verticales, en cambio, nuestro objetivo (además de destruir enemigos) consistirá en recoger el polen que éstos sueltan al morir antes de que un límite de tiempo llegue a su fin. Si lo logramos desencadenaremos sobre nuestros enemigos toda la furia de nuestra abeja y sus compañeras.

Beekyr Kaleido Games
Que no te engañe su estética: detrás de estos gráficos tan monos hay una dificultad endiablada.

Beekyr Reloaded es duro, pero gratificante, y nos devuelve de un plumazo a la edad de oro de los salones recreativos, cuando uno podía elegir entre un sinfín de matamarcianos con los que dilapidar la paga. Sus responsables nos aseguran que necesitaremos alrededor de 15 horas para superar el modo Arcade. Nosotros aún no hemos podido alcanzar el segundo de los cuatro mundos que ofrece, así que tenemos tarea para rato. Por suerte, el juego despliega cuatro niveles de dificultad distintos: Novice y Arcade (los dos únicos que aparecen desbloqueados desde el principio) a los que se suman Expert, Bullet Hell y Madness.

KaleidoGames aún tiene que corregir algunos detalles (el control en las fases verticales no es tan preciso como en los niveles de desarrollo horizontal), pero confiamos en que el juego irá mejorando a medida que prosigue su desarrollo. Beekyr Reloaded ya está disponible en el Early Access de Steam, por unos tentadores 8,99 euros. La aparición de un nuevo matamarcianos 2D siempre es una buena noticia, pero si encima tiene sello español, la alegría está más que justificada.

Beekyr Kaleido Games

Lecturas recomendadas