La beta de FF 14 A Realm Reborn pasa a la siguiente fase

La beta cerrada de Final Fantasy 14 A Realm Reborn pasará a la tercera fase el próximo 14 de junio, llegando a PlayStation 3 por primera vez y añadiendo dos ciudades más a los contenidos que ofrece.

El desarrollo de Final Fantasy 14 A Realm Reborn está a punto de llegar a su fin, o al menos la parte necesaria para poder hacer oficial su lanzamiento en el mercado si tenemos en cuenta que dado el género del título evolucionará continuamente después de su llegada, y Square Enix no quiere perder la oportunidad de permitir a los jugadores de PlayStation 3 y PC disfrutar de la penúltima fase de su beta, que está a la vuelta de la esquina.

Como bien sabéis, la tercera fase de la beta tendrá pocas diferencias respecto a la segunda, siendo la más importante de todas la llegada del MMORPG por primera vez en su historia (anterior versión incluida) a PS3, por lo que los usuarios que ya tuvieran acceso a la suerte de demostración en PC sólo encontrarán novedades en la posibilidad de jugar con gente de la otra plataforma y en el contenido de las ciudades Ul’dlH y Limsa Lominsa.

Será a partir del 14 de junio cuando la beta de Final Fantasy XIV A Realm Reborn llegue a la fase antes citada, quedando sólo una más por llegar antes de su lanzamiento el próximo 27 de agosto: la beta abierta para todos los públicos en ambas plataformas, la prueba de fuego definitiva que ha de pasar Square Enix para descubrir si ha conseguido enmendar los errores del pasado y desarrollar un buen MMORPG que se adapte a dos mundos tan diferentes como son un PC y una consola.

Recordad que sois de los que en su día os hicisteis con Final Fantasy 14 en su primera juventud, no tendréis que pasar por caja para haceros con A Realm Reborn, al menos en la versión de PC. Eso sí, de pagar las cuotas mensuales no os salva nadie, de momento. ¿Creéis que tarde o temprano el MMORPG que hoy nos ocupa terminará pasándose al free to play, como prácticamente está haciendo paulatinamente toda la competencia? Es muy pronto para decirlo, pero tiempo al tiempo.