Bill Gates podría dejar Microsoft

No cabe duda de que Microsoft está pasando por un gran proceso de cambio, y no sólo en sus productos. Además de contar con Xbox One a punto de salir al mercado, renovar su línea de tablets y adquirir Nokia para su división de teléfonos móviles, parece que sus directivos también sufren modificaciones.

Bill Gates es, sin duda, la cara más histórica y reconocible de Microsoft, pero no por ello se convierte en intocable. Así lo piensan tres de los 20 mayores inversores de la empresa de Redmond, que están presionando para que éste termine definitivamente su relación con la compañía. Hace un par de años que Gates no tenía un papel protagonista en la empresa y que había abandonado sus funciones importantes y sus grandes responsabilidades, aunque en la actualidad sigue siendo el presidente de la empresa y un miembro más del consejo de administración.

El respeto que genera y la influencia de Gates dentro del mundo de la tecnología parece que no son cualidades suficientes para mantener su puesto para los ojos de algunos inversores. Los rumores cuentan que estas tres personas (todavía anónimas) contarían con una cantidad de acciones correspondientes al 5% del total de la compañía. Rumores al fin y al cabo, ya que todas las negociaciones se están llevando internamente y de la manera más privada posible. Gates, por su parte, continúa siendo el mayor accionista individual con acciones por valor de un 4.5% de Microsoft.

La situación en Microsoft no está demasiado calmada después de la huída de Don Mattrick (antiguo responsable de Xbox 360 y Xbox One) a Zynga o el más reciente anuncio de Steve Balmer, directivo con más de 30 años en la empresa, que también dejará la empresa en el plazo de un año dejando vacante el puesto de CEO de Microsoft.