Bill Murray, el ladrón de las patatas fritas a desconocidos

Bill Murray roba-patatas

Bill Murray suele interpretar a personajes de los más hilarantes y surrealistas, pero fuera de la pantalla el actor se parece más de lo que creemos a sus propios papeles.

Por internet podemos leer muchas historias que se han convertido en leyendas urbanas ya que no se pueden demostrar. Bill Murray protagoniza algunas de ellas, historias de los más surrealistas que en la mayoría de los casos se consideran falsas, pero puede que una de ellas se haya demostrado. Según demuestra un usuario del foro Reddit, Bill Murray entra en restaurantes, roba patatas fritas del plato de algún desconocido y dice: “Nadie te creerá nunca”.

Showman dentro y fuera de la pantalla, muchas veces los actores no se asemejan con los papeles que suelen interpretar, pero Bill Murray es tal cual. El “roba-patatas” Murray ha desmentido en más de una ocasión esta historia, bueno más que desmentir, daba respuestas algo evasivas al respecto. "Lo sé, lo sé, se lo he escuchado a un montón de personas, y no sé qué decir", "pero, por Dios, parece una locura. ¿No es algo loco, improbable e inusual?", dijo el actor hace unos años en una entrevista en GQ en 2010.

Bill Murray roba-patatas
Bill Murray roba-patatas

Pero esta vez se le ha pillado con las manos en la masa o más bien en las patatas fritas, y hay una foto en Reddit que lo demuestra. Las imágenes han sido tomadas en el aeropuerto de Martha's Vineyard, en Massachusetts por sonowthatimhere (alias del usuario) que las acompañó del siguiente texto: "Parece que estaba llevando a sus amigos al aeropuerto y el vuelo se retrasó, así que vino a por un bocado".

Ahora no hay lugar a dudas, aunque puede que antes no lo hiciera y Bill “roba-patatas” Murray haya decidido convertir esta leyenda en realidad. Lo que es cierto es que esta curiosa anécdota se suma a la lista que recopila la web Bill Murray Stories - No one will ever believe you, un lugar que como aclaran en la web son ficción aunque no siempre y que no tiene ningún desperdicio.